Ya no queda nada para las vacaciones jate, hace un año estaba yo planificando mi viaje a Almería a Cabo de Gata, me esperaban quince días de agua y sol a base de bocatas de mortadela.

Un lugar lleno de playas y calitas de todo tipo, de piedras, de arena fina, de arena gorda, blancas, negras, de pedrolos... Al ser Parque Nacional todo es salvaje, sin chiringos ruidosos, ni duchas, ni ligones de playa, ni tumbonas por cada metro cuadrado, ni sombrillas... lo único jodido es que para encontrar las calas chulas tenías que conocerte los recovecos mas extraños de la zona. Las instrucciones para llegar eran tal que: “pasando este pueblo, a la altura del depósito de agua paras el coche, subes al camino que hay a la derecha y lo sigues durante dos horas, torciendo siempre a la izquierda hasta que pases dos montañas y luego gira mirando para el mar... ahí la tienes.” En el susodicho camino te encontrabas a la peña en sentido contrario con goterones de sudor cayendo a chorros preguntándote en avanzado estado de desesperación que donde estaba el depósito... jeje (a esos no les volvimos a ver).

Pero de todas las playas que fuimos, me quedo con la de San pedro, que está bastante alejada del pueblo y está ocupada por un campamento nudista de jipis desfasados y sus pulgosos perros. Aquí no es que te permitan bañarte en pelotas, es que te obligan, lo dicen los carteles. Los mismos carteles que te informan que cuando vayas a giñar, hagas un bujero y luego lo tapes... que hay que ser solidario con la comunidad. En cuanto llegamos buscamos algún sitio alejado del grupo este de frikis naturalistas para que no se nos pegara nada, estuvo muy bien, pero la impresión que me llevé al irnos no me la borra nadie de la mente...

Resulta que nosotros íbamos tan tranquilos pudorosamente vestidos y dando la nota con nuestras gorritas de boiescaus y correspondiente cantimplora. Bueno, pues pasamos por la fuente principal pa llenarla y nos paramos delante del pilón a esperar cola de pie, al lado de un grupo de chavales despelotados que sentados en una especie de pollete miraban como una piva se cortaba con crema y cuchilla los pelos de las piernas, mientras otra limpiaba la cacerola de los espaguetis que sinuosos se enredaban en los pies de uno que llenaba un cubo en el caño... nos quedamos quietos, sin hablar, observando la situación... viendo como llegaba una moza a la que los muchachos ayudaron pa que se duchara a base de cubazos... anonadados nos fuimos con la cantimplora vacía pensando en lo materialistas que somos... y en lo guarros que son los naturalistas. Está claro que volveré.


This entry was posted on 9:35:00 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

4 comentarios:

    Coda dijo...

    Jeje, pues este año tampoco tengo pasta pero me piro a las islas canarias... islas canarias... toda una semanita... no sé si habrá muchas playas nudista, pero me lo voy a pasar pipa!!

  1. ... on domingo, junio 26, 2005 11:52:00 p. m.  
  2. Anónimo dijo...

    Very cool design! Useful information. Go on! http://www.used-minivan.info/minivan-owner-operator.html answering service Racing horses for sale in north caroline buy tadalafil store arizona removal tattoo hoyle card games 2003 Glucosamine chondroitin high cholesterol business cards v3.24 for windows Black girls like us

  3. ... on sábado, febrero 03, 2007 4:53:00 p. m.  
  4. Anónimo dijo...

    That's a great story. Waiting for more. Microwavable heating pad for shoulders neck Mcse opleiding vinden

  5. ... on jueves, febrero 15, 2007 7:11:00 a. m.  
  6. Anónimo dijo...

    I have been looking for sites like this for a long time. Thank you! » » »

  7. ... on viernes, febrero 23, 2007 9:32:00 a. m.