Me gustaría saber en cuantas casas, coches, tiendas o lugares con electricidad o pilas de petaka está sonando ahora mismo alguna canción de Michael Jackson, cuantas canciones se escucharon ayer de él, cuanta gente le está recordando.. hoy en la mia también se le escucha.

No es que yo sea una superfan del moonwalker, que la primera vez que supe lo que era fue en Fama con el Sergio Alcover (que ayer lloraba como un niño por perder su referencia espiritual) pero me molaba ver al Jacko bailar cuando era un humano, como todos los niños de mi generación me acojoné viva con el final de "Thriller" cosa que no me ha pasado nunca con un video musical, y flipé con los cambios de imagen del "Black or white"... cada vídeo que hacía era una peli que llegaba, que enganchaba. Pero cuando me enamoré de él de verdad fue cuando me dió por comprar una edición remasterizada de los Jackson Five... ahí le descubrí de verdad.

Fue por la época en la que estudiaba cierta oposición de cuyo nombre no quiero acordarme... eran momentos duros psicológicamente hablando en los que te sentías pudrir entre cuantro paredes, momentos en los que me ponía el ABC, el I'll be there, Never had a dream come true, I wan't you back... y me sentía feliz solo de escuchar al mocoso este, los hermanos estaban de relleno pero él... era genial. Por aquella época de la Motown decían los expertos que era un niño que bailaba como una persona mayor... con el tiempo, cuando se hizo mayor cada vez paracía más un niño regresionando a su fase anal... son cosas de la sesacerleración cerebral, unos van otros y otros vienen, de ahí se inspiraron para hacer el extraño caso de Benjamin Button.

Pero con todo me siento en la obligación de homejanearle de alguna manera. Por lo que nos ha hecho pasar con su música, como artista, como creativo... porque es de esa gente que crees que nunca va a morir. Es como Caperucita roja o Aladdin, personajes que son de ficción, como la Carmina Ordoñez, que siempre han estado ahí, antes de que tu existieras, y que crees que son eternos. Pero de repente un día te levantas y en el telediario están haciendo un reportaje superfluo de su vida y te dicen: se ha muerteo el rey del pop... no puede ser, esas cosas no debían pasar... ¿y ahora que le dirá su suegro cuando se junten ande sea que se junten?


Enlaces a esta entrada
Qué bonito era cuando tenía 12 años ir desde mi pueblo: un pueblo chiquitito, mal oliente, sin agua y sin bar hasta el pueblo de al lado en bici: un pueblo que lo primero que tenía era una fuente con agua cristalina, y más allá un bar donde vendías Triskis y Coca colas... que gozada era hacerse 12 kilómetros en bici con todos los colegas por una carretera en la que no pasaba nadie, llanita y por la que podías ir hablando todo el trayecto, comentando la última reposición de V...

Han pasado ya 20 años y la bici no la he vuelto a tocar, allí se quedó la BH de paseo verde con sus ruedas desinflándose por el abandono, llenándose de mierda junto a la casa de los pin y pon y vete tú a saber...

Pero poco a poco viene la moda y te sumerges en ella, tus colegas empiezan a comprarse bicis a mansalva de todos los tipos, de paseo, de carreras, de montaña, plegables, desplegables, desmontables... se ponen a hacer kilómetros como si fueran suspiros, 56, 89, 129... se van de vacaciones a Europa en bici con dos parches para pinchazos, una albornoz de balleta y poco más, se dedican a hacer blogs para demostrarte hasta donde pueden llegar con fotos de lo atestigüen, a lo alto de la montaña mas nevada y al crater del volcán mas peligroso... y tú recuerdas aquella BH verde y dices: yo también puedo, yo también quiero!!

Y ahí está mi error.
Me voy a la tienda y me enseñan dos tipos de cuadro, no hay mas variedad. ¿Y la pata de cabra? joder, ¿cómo dejan ahora las bicis en la calle? ¿y el timbre? ¿y si me cruzo con un viandante y no me da paso qué hago? ¿y el asiento de atrás para llevar al colega? ¿dónde quedó la solidaridad? ¿y ahora donde llevan la bomba? y los plastiquitos de goma naranja que se metían en los radios, ¿dónde los puedo comprar?.
Resulta que el cuadro de chica es para no tener que alzar mucho la pata al montarte, menuda gilipollez, yo soy muy burra dame una de chico.
Para que me salga mas barata la broma tengo que hacerme un carnet y mentir acerca de los deportes que me gustan, todo sea por 30 euros, ahora soy fan del ciclismo, el voley, el tenis, el senderismo, buceo de apnea y padel, jeje.

Llego a casa y me voy al parque a estrenarla.

Nada más ir por la cera empiezo a vislumbrar las diferencias de mi antigua BH... en lo que paso entre una farola y un seto me araño toda la mano con el arbusto de mierda y me jodo el dedo meñique, en lo que llego a la pista de bicis descubro que los peatones son unos hijos de puta que van por todo el medio en el carril bici sin importanles tu pericia ciclista, me tiembla el manillar y casi me salgo a la carretera... lo que era una subidita sin importancia se convierte en una sinfonía de chirridos de cambios de marcha descontrolados, joder, que no veo en qué número está, ¿por qué tienen que hacerlo todo tan dificil y no se digitaliza? en lo que miro el manillar casi me choco con mi acompañante (no quiere que dé nombres porque se averguenza ligeramente de mi), a los 15 minutos empiezo a notar que estoy sudando como una cerda y empiezo a perder visión, me estoy mareando y no he hecho ni 2 kilómentros, ¿como es posible? ¿será porque llevo el piñon, el plato y la madre que los parió de subida todo el tiempo? bajo por un camino de cabras ya de noche y sin luces... ¿y esos faros que tenía mi bici? ¿por qué esta no los tiene? me meto entre los hierbajos y cuando me veo en el suelo controlo al monstruo de nuevo, un sudor frio me invade...

Llego a casa, me ducho, me tumbo, noto el culo dolorido... seguro que mañana giño en isósceles, dios mio, ¿qué he hecho?.

Bicicletas de montaña


Enlaces a esta entrada
El sábado pasado vi cantando a Medina Azahara y allí surgió la duda... ¿serán pelucas las greñas que llevan? ¿no se mueve porque en realidad va con silla de ruedas y lo hacen de tal manera para que no lo veamos?

Llevo una semana de escándalo buscando en mi discografía personal, en bibliotecas, en internet, en los periódicos de los ochenta, llamando a expertos del tema... para averiguar quién coño fue el primer y aunténtico autor de la canción que cantaba yo con mi primo en Cullera del Tijeritas: Todo tiene su fin. Por cierto, que vacaciones aquellas...



Yo estaba convencida de que el Tije fue el autor, pero ahora todo el mundo quiere apuntarse el tanto: Triana, Medina Azahara, Los módulos, El Barrio, La Hungara... dios mios, si se han hecho mas versiones de esta canción que de los Beattles... pero yo quiero saber, queremos saber, quiénes la versionaron antes y con que resultado... jeje.


Enlaces a esta entrada