Hoy necesito hacer un post de denuncia, como la foto que hice en el fotomaratón del barrio a la que no me voté ni yo misma... jeje.

El otro día viendo el hormiguero me quedé un poco flipada con la entrevista que le hicieron a Carolina Cerezuela (la que ahora anuncia el gazpacho).

No se si sabéis que hace unos meses ha sido madre, y eso a mi me llega y me parece suficiente como para escuchar con atención lo que tenga que decir.
Pues le preguntó el Pablo Motos que qué le parecía el método Stivill para dormir a los bebés y dijo que bueno, que a ella le encantaba la Psicología y que aprovechando el ser madre había leído mucho sobre el tema y que el método Stivill (que consiste en que a la hora de irse a la cama se deje llorar a los niños que tienen una patología del sueño y con 18 años siguen durmiendo en la cama de sus padres) era poco mas que una manera de crear niños inseguros, dependientes, sin confianza en sí mismos, sin figuras de paternas de referencia: psicópatas emocionales que acabarían suicidándose por no poder conseguir un último chute de heroína...

Me quedé bastante muerta porque está claro que hoy en día cualquiera puede decir lo que le salga del pijo en la tele y más siendo una cara bonita. Más me flipé cuando dijo que desde que nació su bebé le dió biberón con la excusa de que así el padre hacía algo... no te jode, qué fácil es tener un bebé que duerme de puta madre y criticar a los que están desesperados con los suyos, pero a la hora de verse cada dos o tres horas sacando la teta para crear el vículo materno filial y dotarle de un sistema inmunológico del quince, qué fácil es poner la excusa de que lo alimente el Moyá...

Me imaginé a cientos de padres viendo la entrevista y sintiéndose culpables por haber dejado llorar a sus hijos en algún momento de sus vidas... y es que está claro, la Psicología es una ciencia barata.

Aún recuerdo con desagrado cuando Lorena Bernal fue elegida Miss España y le dijeron que qué quería hacer con su futuro. Con mucha seguridad en sí misma (está visto que esta no durmió con el método Stivill) dijo que sería Catedrática de Psicología.... yo en ese momento estaba estudiando la carrera y lo único que quería era aprobar Neurociencia, claro que yo no soy muy ambiciosa... pero es evidente que para la gente de a pié es una cagarra de carrera y con leerse un par de libros ya puedes opinar sobre el Conductismo, y si ganas un certamen de belleza, puedes ser catedrática... y todo el mundo puede llamarte histérica, borderline, obsesiva, ansiosa o bipolar... sin tener ni idea de lo que es, y encima estos diagnósticos gratuitos siempre van en forma de insulto. La gente no va por ahí diciéndo: "es que mi prima tiene una enfermedad pulmonar obstructiva crónica" para meterse con ella, pero sí "es que es bipolar, porque un día me saluda y otro no..." ¿?.

Con lo cual quiero reclamar un poco dignidad para esta ciencia que dicen vende humo, que somos muchos los que nos hemos pasado cinco años estudiándola para que se le falte así el respeto.
Pues eso, que si lo llego a saber, hago FP.


Enlaces a esta entrada