Esto es muy importante porque luego vas por la vida dándotelas de culto y tal y resulta que quedas como un paleto, que es lo que me pasa a mi siempre con el puto Gauguin que me hago un lío entre como se dice y como se escribe oye.
¿Que a qué viene esto?, bueno, después de las críticas recibidas por mi anterior post, la mar de formativo a mi entender, opto por cambiar de tema por eso de la educación integral y tal... jeje. Asín que aquí va uno de pintura...
Por cosas de la vida después de buscar información sobre los jipis impresionistas, me dió por ver como acabaron y me encontré con una técnica que ya usaba yo en lo que antes era preescolar y que consistia en pintar a base de puntos con el rotulador Carioca. Pues resulta que eso que hacíamos entonces se llama Puntillismo, Divisionismo o Postimopresionismo, fíjate. Y yo sin saber que era mi estilo...
Resulta que el cabecilla del movimiento era Seurat (el de los bañístas), que no estaba mal, pero buscando cosas suyas, encontré al artista de mi vida: Signac, el que me hizo disfrutar de nuevo mirando un cuadro por el control que tenía al mezclar colores en la retina, dícese que los pinta juntos en tonalidades vivas (por ejemplo puntos de rojo vivo al lado del verde más verde) y luego se mezclan en el ojo...

A poco que he leído de él, me he enamorao.
Dicen que siempre estuvo a la sombra de su colega Seurat, mucho más convencionalista que él y dueño del título de artífice del movimiento. En realidad éste no quería propagar mucho el método porque quería ser el megaoriginal de la época.
Así mi pobre Signac se quedó con el papel de seguidor a la sombra del jefe cuando en realidad fué el que continuó con la técnica y la superó con creces, además de meterse en mazo de fregaos por defenderla.
¿Y como no me va a caer bien si resulta que a eso de los 15 años el tio se presenta en la 5ª exposición de impresionistas y se pone a hacer unos bocetos de Degas, cuando aparece mi odiado Gauguin y le echa a gritos diciendole que no se copia...? ¿como no amarle si resulta que era colega de Van Gogh?

La historia es que una vez muerto el cabecilla el siguió con su tarea haciendo sus revistas, sus exposiciones y tal mientras viajaba por toda europa en sus barquitos (menuda fijación con ellos) pintando a su estilo: todo un punto.


Enlaces a esta entrada
E l otro día me volvieron a contar una leyenda urbana que me dejó loca, jajaja. No sé si considera leyenda o no porque mi colega M.A. (esto es pa no decir nombres, que el en realidad no tiene nada que ver con el Barracus) jura y perjura que le pasó a un amigo suyo, en una zona cutre y rastrera de baretos de mala muerte llena de jóvenes hormonales a eso de las 2 A.M. cuando su colega conoce a una zagala buenorra de muy buen ver y mejor empotrar (como diría mi cala).

La cosa es que se bajan a los baños... esos fantásticos lugares que huelen a cañería y humedad, pequeños y poco acojedores donde cabe uno malamente y aún así aún hay gente que se mete de dos en dos. Allí él le hizo "la pregunta": ¿chingamos? y ella le dijo: ¡ah! ¡estoy en esos días que tenemos las mujeres de malestar general y también particular en el que parece que me esté desangrando como un cerdo! de hecho a veces chillo como tal.
Silencio.
Momento de tensión y reflexión... eternos segundos de agonía...
Miradas de impotencia mezcladas con deseo.
Suspiros.
Resolución al canto: ¡¡pues por el ojete oye!!
Guay!!

Así que allí estaban los dos, dándole a los placeres más ocultos y oscuros del sexo (lo digo por la localización del placer en sí) cuando una vez acabada la faena, divina faena, el amigo de M. A. se mira la minga y la ve llena de cascaritas de lentejas...


¿Y eso? pues dice la leyenda que la piel de las lentejas no se degrada con los ácidos estomacales y demás y que se caga tal y como es. Vamos, como si fuera una pipa...
Moraleja: si las quieres las tomas, y sino, pues las dejas.
Y siguiendo con leyendas urbanas, al fin soy tía. Jeje, y encima madrina, quién me lo iba a decir!


Enlaces a esta entrada

Estaba pensando yo que dentro de unos 500 años más o menos, los libros de Harry Potter se estudiarán en la asignatura de Literatura Universal o del mundo mundial como una obra de la ostia a la altura de El Quijote y celebrarán su aniversario con tiras de sellos, con el año potter, plasmando el jerote el niño en los trenes de todo el mundo, regalando en libro en cutres folletines con el periódico gratuito del metro u autobús, con nuevas monedas de 2 euros... muy fuerte. La gente se sabrá de memoria el empiece (aunque en la puta vida conseguirán que los adolescentes del 2512 se lean los 8 tomazos que amenazan llegar a ser): "El señor y la señora Dursley, que vivían en el número 4 de Privet Drive, estaban ogullosos de decir que eran muy normales, afortunadamente. Eran las últimas personas que se esperaban encontrar... "
No es por nada pero queda mucho más bonito lo de: "En un lugar de la mancha de cuyo nombre no quiero acordarme..."

Y qué curiosa es la vida, cuenta la leyenda que una mujer inglesa sin muchas miras profesionales y con un presente laboral más oscuro que el ojete de un grillo un día se quedó en paro y se dedicó a vivir de su hermana la enfermera en un pisito inglés, como el escondite. Entonces se dedicó a escribir un cuento pa su hija (una que tuvo con un pive que conoció de repente y la dejó preñá, nah, se casaron y al poco no funcionó... ahora mismo el pive estará lamentandose a grito pelao de no haber aguantao a su lado...) que acabó siendo un curioso best seller...

Y si lo piensas bien, que fácil!...
  • Instrucciones pa hacer un best seller:
    -crear un personaje que viva en una familia que lo detesta y le maltrata física y psicológicamente
    -provocar el odio hacia esta familia inhumana gorda y fea que crea gran repulsión
    -después de páginas de agonia, dar poderes al protagonista y provocar de vez en cuando en el lector la sensación de que en esta vida hay justicia provocando la humillación de los malos
    -mandarle a un mundo paralelo a este en el que todo vale, al gusto del autor claro está
    -convertirle en el salvador del mundo mundial por una profecia
    -ponerle al lado una niña pelota empollona repipi y un segundón eterno que le acompañen, dibujar un malo maloso que canta a mortífago que apesta y que nunca tiene cuartada para que al final siempre sea un angel... a su vez rodear al prota de amigos, mascotas o profesores la mar de salados y preocupados por su bienestar para que luego resulten ser los malos malosos secuaces del vil villano
    -los diálogos no importan, lo que importa es el quiditttthhh, si cuando los protas hablan parece que lo ha escrito una niña de 14 años describiendo sus problemas con su amiga "la yeni", vale.

Joder, ¿y por qué no se me ocurrió a mi cuando corría el 1998 y estaba en paro? ¿por qué no me dió por escribir nada, coño? ahora estaría forada y sería más rica que la reina de inglaterra, leñe!!



Enlaces a esta entrada