No se si os acordáis ya de la Yola Berrocal de hace unos años allá por el 2003 en plena explosión mediática. Acababa de ir al hotel Glam para ganarlo y cada día que pasaba se ponía mas gramos de silicona en el pecho llegando al medio kilo con gran éxito de audiencia. Por aquel entonces tenía un novio proyecto de modelo con cara de pavo de 25 años, era un chavalín con cara lelo que nunca decía nada cuando la entrevistaban ya que la única que tenía cosas interesantes que decir era la Yola de cuyos pezones iba colgado todo el día. Así nos dió la imagen de un pelele mas al lado de la Friki del momento.

Y cual es mi sorpresa cuando 7 años después lo presenta la Mercedes Milá como concursante de GH 12. Por el nombre no supe quién era pero cuando explicó su antecedente sentimental me vino todo a la mente… no me lo podía creer. Y las sorpresas no acaban ahí. De repente nos quieren hacer creer que la marioneta de la niña Glam del exorcista es un modelo afamado de alto estanding… (esto se comprueba buscando su nombre en el Google y no encontrando ni una foto suya). Mi capacidad de sorpresa empieza a crecer y a crecer cuando veo de repente a un tío con acento gallego, con bastante tendencia al gallumbismo, estirado y prepotente, que cada vez que dice una palabra cree que está sentenciando una gran frase del GH12. Que cada vez que dice una palabra, lenta y rotundamente mira a la cámara imaginándose en un gran video que poner en los resúmenes diarios. Normal, ya que es un experto jugador de ajedrez... pues como sea tan ducho en la materia como el Gerardo al Poker lo lleva claro.

Es de los tipos que ha visto muchos realitys y se piensa que son los únicos que lo han hecho, tanto, que cree que el espectador es mongui y que nos puede manipular repitiendo una idea constantemente ante la cámara. Se cree superior a todos los que están con él en la casa, y sobretodo superior a las mujeres, porque el está buenísimo y eso ya no lo podemos resistir. Él puede hacer lo que quiera con nosotras. Los pocos amigos que tiene físicamente son como él, eso es indispensable, si no hay gimnasio de por medio el no sabe de qué hablar, y los utiliza claramente para reirse de los demás y para llevar a cabo una triste estrategia de alianzas que no se llega ni a ver de lo inútil que es.
No se corta en decir a los cuatro vientos que la gente le aburre (él, dechado de diversión) mientras se pasa los días mirándose en los espejos viendo como sus amigos mueven pieza con una buena jamelga, ya él no sabe hacer otra cosa que mirar. Eso sí, a la jamelga en cuestión, la tal Flor, la tiene hipnotizada... pero es que hay mujeres pa tó.

Ya intentó dar algo de espectáculo invitando a cenar a la Friki de la edición por su cumpleaños… con la Yola le salió bien el juego, se hace amigo de esta, se le arrima y tranquilamente se rie de ella mientras la otra sube peldaños en la escalera hacia la fama… luego ella nos cuenta que le debe pasta, que vivió de ella a todo tren, que era un aprovechao... vamos, un gigoló en toda regla.

Es la típica persona que es mejor tener lejos: ni como amigo para que te utlice ni como enemigo para que intente ridiculizarte a la mínima. La pena es que ahora que se ha ido el oscar sabe que su estrategia es una mierda, e intentará suavizarse, y encima tiene mas apoyos que nunca con el feroz y la flor... la esperanza que nos queda es que haga grupito y que siga haciendo crecer el odio que ha generado en la audiencia para que así pueda salir superando el record de la Nagore.

Esta visto que este año el perfil buscado en el casting ha sido indiras y arturos, pero les ha salido el tiro por la culata.


Enlaces a esta entrada
Estoy echando un vistazo a las críticas de cine sobre el apasionante e implacable thriller claustrofóbico en el que uno no puede despegar ni un solo momento el ojo de la pantalla... y he de decir que unicamente comparto con ellos el adjetivo de clasultrofóbico, lo demás para mi no existe en esta película. Claro, que yo no soy una experta crítica de cine, pero como víctima de la mercadotecnia cinéfila tengo derecho a manifestarme, que para eso he pagado un pastizal por ver la peli española del año...

El principio es muy estilo a la bruja de Blair, con la clara intención de que te metas en situación y te creas que tú también estás metido en una caja, por lo que solo oyes respiración nerviosa y carraspera en una pantalla negra... chaval, junto con el movil táctil y las doscientas lámparas luminiscentes podrían haberte dejado unos mentolines. Yo lo siento, pero eso no me es suficiente.

El resto de la película se desarrolla en el mismo cubículo. Ilusa de mi yo pensaba que iba a haber algún exterior o algo, no, pa qué, así no nos gastamos en decorados, ni en extras, y amortizamos los rollos de película pronto, vamos, a 8 pavos la entrada con que llenemos una sala ya hemos triunfado.

Lo del móvil es un regalazo, no entiendo como el prota tiene esa cara de amargao con el pedazo bicho que le han dejado. Tiene batería toda la película, que ya quisiera mi LG, y una cobertura de la ostia, que llamando a los estados unidos o a Irak se oye todan las voces con una nitidez cojonuda, vamos, que parece que estuvieran todos encima la tapa el ataud hablándole. Cuando yo he ido a Túnez y en el móvil al hablar con España solo se oía ruido. Además puede grabar vídeos, recibir mensajes con imagen... ¿por qué no miraste la música que tenía para amenizar la peli y si había conexion a internet? tu pones en tu estado del facebook como has llegado ahí y a los 15 minutos te sacan macho...

La verdad es que los malos que le ponen en esa situación no pueden ser tan malos, si es que le dejan de todo para que su instancia sea todo lo amena posible... si eso lo pilla McGiver no dura dentro de la caja ni una hora.
No se, yo me esperaba una historia mas rebuscada, no del estilo de Origen pero si con un transfondo, una intencionalidad y no la mala suerte del destino.

Está claro que mis gustos thrilleros van para otro lado, que yo siendo enterrada en sus circunstancias me echo a dormir con una sobredosis de ansiolíticos y adiós muy buenas... ande esté Saw...


Enlaces a esta entrada