No se cómo es posible que las mujeres seamos infelices o en determinados momentos no sepamos cómo actuar con todos los fáciles consejos y claves infalibles que hay en las revistas din'a3 o de bolsillo que hay en los kioskos dispuestas a arreglarnos la vida...

Ahora mismo, estás tan tranquila en casa de tu prima mari y sacas una revistilla de estas del revistero y de repente lees: "Como perder 5 Kg para siempre! Si tienes más de cinco kilos de exceso de peso hay que recurrir a un experto, si el sobrepeso es de menos, es decir, algo moderado, no hace falta operación vale con que vigiles tú mismo los alimentos que contienen grasa y empieces a hacer ejercicio..." y piensas... claro, entonces era cierto cuando el jueves llegó la Begoña al plató de Cristian y este le dijo que adelgazando 6 kilos en la isla a base de ayuno forzado, picotazos de mosquitos que aparte de la sangre te chupan las grasas y trabajos forzados estaba divina y que no los recuperara...le estaba dando un supernconsejo digno de la revista "Glamour". Que buena persona el Cris, se nota su gran conocimiento de las mujeres, ¿erá gracias a Almudena Cid?.

Si en vez de ser obesa (dícese los 5 kg de más) eres moderadamente gorda y quieres estar bien nutrida entonces lo correcto es ingerir de un 55 a un 60% de hidratos de carbono, un 30% de kilocalorias procedentes de las grasas y un 10% de proteinas.
Pues mira bonita, si soy tan gilipollas como para leer tu revista, no soy capaz de calcular los hidratos de carbono o las proteinas que hay en una whoper junior con patatas fritas si en vez de dos unidades de kepchup le echo una.. entiendes?

Come la fruta entera, es mas saciante. Tres piezas al día aprovechando toda su fibra.
Sí claro, me como la manzana con el pipo, la naranja con la cáscara y el platano con toda la piel, así me sacio de veras y con un poco de suerte echo la raba encima de tu revista.

Una buena noticia: puedes comer pan. A ser posible integral.
Hujuuu!! que buena noticia!! te debo la vida, puedo chupar la corteza del currsuco y oler la miga!! el integral te lo jamas tú.

Haz cinco comidas al día a la misma hora.
Osea, ¿qué a eso de las 3 de la tarde (o la hora que elijas, aquí todo es de libre elección) tengo que hacer las cinco comidas? si es a la misma hora tengo que comerme el donuts del desayuno, la palmerita de chocolate del almuerzo, las lentejas de la comida, el bocata de chorizo de la merienda y las salchicas de la cena en ese plazo de tiempo... así se coordinan con nuestro metabolismo. Lógico.

Bebe dos litros de agua independientemente de la hora. Puedes tomarla en té o infusiones.
Dos litros de infusiones tienen que estar guay, te coges el bolso y te lo llenas de bolsitas de tila o manzanillas de anís que así perfumas... En cuanto pilles algo de líquido le echas una... y esta vez no dependes del reloj, que fácil oye. ¿Qué luego te entran ganas de mear en el metro, en el cine o en medio del retiro?, pues perfecto, eso es que estás perfectamente diuretizada. Si no tienes un baño al alcance también puedes usar las bolsitas de té a modo de compresa, ¿no es genial?

Date un capricho, un día a la semana. Lo mejor: tres onzas de chocolate porque es rico en atioxidantes, especialmente los de 75-80% de cacao.
Es lo único interesante que he leído, ahora entiendo porque tengo tanta elasticidad y realmente soy feliz, porque no estoy oxidada. Pero siendo algo tan divino, por qué reducirlo a una vez por semana? mejor como acompañamiento a las cinco comidas diarias, no?.

Haz ejercicio para mantenerte.
Aquí deben referirise a la Wii Fit, amiga y enemiga que mientras te da conversación te acusa de sobrepeso y te echa la peta por picar entre comidas. Te dibuja con barriga y te ridiculiza delante de tus amigos... que bonito hacer ejercicio.

Así que ya sabeis, os cogeis la calculadora, el peso, el reloj, la tabla fit y a ser felices...


Enlaces a esta entrada
El día que me robaron hacía sol y el cielo estaba azul, los pajarillos cantaban y yo llegaba del curro en mi primer día de jornada reducida… todo era felicidad hasta que veo salir a la poli de mi portal, veo gente en mi rellano y todo tirado por el suelo en mi casa. Esto no es muy de extrañar puesto que es la tónica general pero empiezas a ver sospechosos huecos en el lugar de la tele, en el ordenador… y empiezas a presagiar: “ ¡¡a ver si es que la puerta no se ha roto sola y es que me han entrado en casa!!”
Todo estaba por el suelo y algunos “extraños” artículos estaban desaparecidos: la televisión, el ordenador y mi Epilady estaban desaparecidos (el cargador no), la cámara de fotos, la caja con el dinero suelto (la hucha con monedas de dos euros extranjeros no), el gel de baño, las cuchillas de afeitar, (mis obras de arte al óleo y mis tejas acrílicas no) las colonias del Bodybell, el bolígrafo replay (la minicadena musical no) la TDT, el sensor de la WII (la consola no), el pantalón del pijama, una mochila … ¿pero qué clase de ladrones son estos?.
La policía nos dijo que los de la científica estaban ocupados en otra zona del barrio, que podíamos recoger tranquilamente. Así hicimos y nos pusimos a comer algo de pasta (afortunadamente no se llevaron los macarrones). En esto que llaman al timbre (qué detalle puesto que prácticamente no había puerta) y aparecen dos hombres maduros tirando a pochos mascando chicle y mirándonos con cara de desconfianza, acusándonos con la mirada de haber autoprovocado el robo para cobrar el seguro.
- “somos la científica, ¿por qué habéis recogido las cosas?”.Nos dijeron ariscamente.
Pues porque ante todo el orden, no te digo, no me suele apetecer tener los calcetines sudaos o sin sudar tirados por el pasillo (aunque los haya tenido alguna vez) si no los he tirado yo, no te digo.
Esto no les pareció del todo convincente y tuvimos que dar más explicaciones.
- los policías que vinieron nos dijeron que estabais en tal calle a tal hora y que teníais para rato.
Cara de asombro en los viejos, mirada suspicaz otra vez recriminándonos el existir:
- ¿Cómo lo sabían? ¿qué policías eran? ¿los locales? ¿Cómo iban vestidos? ¿eran jóvenes? ¿Cómo coño se han enterado?
- Pues no me acuerdo, creo que eran jóvenes y con chaleco fosforito, pero ¿no van a coger huellas? Aunque las puertas del armario estén cerradas tienen que seguir sus huellas dactilares.. ¿y no quieren saber qué han robado? A lo mejor si saben que nos han robado las cuchillas de afeitar y el aftershaves les da una pista de qué tipo de ladrones estamos investigando…
- Imposible, lo habéis recogido todo ¿pero los policías eran morenos o castaños? ¿el chaleco era amarillo o naranja fosforito? ¿Y lo llevaban limpio o sucio? ¿quizás con alguna arruga?
Joder que profesionales. No les dimos más información y ya moscas con el sistema les echamos de casa mientras los macarrones se nos enfriaban.

Bastante decepcionados tuvimos que seguir el proceso de ir a denunciar a comisaría (dos horas de espera rodeados de delincuentes armados hasta los dientes y llenos de cicatrices y de gente desconsolada), de hablar con el perito, de hablar con la del banco para el seguro, de volver a ir a comisaría para añadir que también nos habían sustraído el shampoo del Hacendado y un cortaúñas… y al poco del ingreso de la pasta, volver a hablar con la del banco, con el perito, otra vez con la del banco porque resulta que el perito al pasarle los datos sospechosamente se dejó cuatro o cinco folios y dos caras pares del informe sin pasar, justamente las que llevaban la tele y objetos de mayor valor, y vuelta al perito que jura que lo pasó todo a la del seguro… al final conseguimos más o menos lo que nos habían robado, al menos lo material.
Pero siempre te queda la sensación de que ya te jode que te robe un muerto de hambre (con ansias de higiene por lo visto), pero que después te robe la peña del banco, compinchada con el perito (el cual tenía su carreraza de ingeniero de telecomunicaciones recién finalizada) te toca bastante las pelotas… en fin, más corre un galgo que un mastín.


Enlaces a esta entrada
He aquí una superfan de Bola de Dragón, desde la A a la Z, (que se quedó en Dragon Ball GT por descontrol en la programación televisiva, que si no... )

Una coleccionista de las canciones de cabecera de la serie (su banda sonora), de los cromos de la época del Doctor Gero (dícese cuando Krilín encontró el amor), una enamorada del Vegeta que cautivó a Bulma y trajo al mundo a Trunks…, fiel seguidora de las mujeres modernas cultas y preocupadas por la educación de sus hijos que no se dejan pisar como Chíchí, partidaria de los cambios de personalidad de Satanás Piccolo el justiciero, hincha de las siete bolas de dragón, discípula de la filosofía del maestro Tortuga, incondicional de Akira Toriyama y al fin y al cabo: forofa de Goku.

Durante años me he visto la serie, las reposiciones y luego capítulos sueltos en los que ya me perdía mientras luchaban amistosamente la octava generación del Goku con la sexta de Bulma y Vegeta, y la quinta de Krilin y N18… qué familias mas prolíficas por dios!, pero claro, después de la décimo sexta vida de resurrección pues es lógico que no se pierda el tiempo con tanta pascua.

Y ahora, después de diez años o más me encuentro con un cartel anunciando la película: “Dragonball Evolution”. Estupefacción en mi rostro: Goku aparece como un adolescente con pelos de punta, Bulma es morena y Chichí no lleva moñarros, y claro, casi todos son japoneses lo cual es entendible puesto que el manga es japonés pero si en los dibujos tienen los ojos grandes y cabelleras de colores de mayor volumen que el resto de sus cuerpos ese es su problema, a la hora de hacer la película deberían respetarlo, ¿no?. Pues al parecer incluso se han inventado personajes y solo han respetado la imagen de Piccolo que es verde, y claro esto va a parecer los Power Rangers a lo cutre. Si os soy sincera no pienso verla, y menos después de ojear lo que dicen por la red de la peli: que si queremos mantener intacta nuestra ilusión por la serie que marcó nuestra adolescencia como ejemplo de valores como el afán de superación, persistencia, amistad, humildad y esfuerzo día a día (joder, igualito que Fama), que ni se nos ocurra verla… pero como no puedo evitarlo, sus dejo el trailer.



Enlaces a esta entrada
Todas las mañanas paso puntualmente por Alonso Martínez a las 8:40, todas las mañanas puntualmente está él allí, al pie del micrófono deleitándonos con su espectáculo o más bien con su performance (que aquí hay nivel). Suele llevar un sombrero negro de ala ancha y traje oscuro, la tez morena y voz ronca, tan ronca y desafinada como es humanamente posible. Baila y se contonea al ritmo de su Karaoke, concentrado en su tarea. No canta bien y chilla en exceso pero se nota que disfruta con su actuación, tanto que lo transmite a los viametroandantes…

Grease is the word, is the word that you heard. It's got a groove, it's got a meaning.

Hubo una época en la que sus competidores, los que se sitúan en otros pasillos de la estación, le choriceaban el sitio… el rumano que toca el violín y solo se sabe una canción hortera de cojones, un sudamericano que hacía lo que podía con la flauta esa de muchos tubitos y el músico de clásica que aún sigue por ahí dando otro toque a la estación. Era triste verle desubicado tras unos focos que no son los suyos y un público que no viene de Madrid Sur sino que va al Norte. Fue una semana horrible para él pero afortunadamente todo volvió a su lugar.

Grease is the word, is the word that you heard. It's got a groove, it's got a meaning. Grease is the time, is the place, is the motion. Grease is the way we are feeling. We take the pressure and we throw away

Cuando subes esas estrechas escaleras rodeado y aprisionado de gente por todas partes, pisando literalmente los talones al de delante, oliéndole toda la axila y empujándote con los que bajan, es una gozada escuchar desgallitarse a alguien con canciones “modernas” y comerciales de aquellos maravillosos años: Pink Floyd, Bee Gees, Elvis Presley, Michael Jackson… lo que le mola a él porque para eso es su Karaoke.
Son 30 segundos de conexión grupal con el resto de plebeyos sin coche, de reconocimiento de la canción y proceso de asimilación. Pasas a su lado y te tiembla el tímpano, saboreas la canción escandalizado de la versión y lo dejas de oír poco a poco mientras notas que la música clásica se te está acercando… pero no puede apoderarse de tu subconsciente, porque éste estará ocupado toda la mañana con …

Grease is the word, is the word that you heard. It's got a groove, it's got a meaning. Grease is the time, is the place, is the motion. Grease is the way we are feeling. Grease is the word, is the word that you heard. It's got a groove, it's got a meaning. Grease is the time, is the place, is the motion. Grease is the way we are feeling. Grease is the word, is the word, is the word...


Enlaces a esta entrada