Y ahora quieren que los que estén cobrando las prestaciones por desempleo y no estén haciendo ningún curso, tenga que hacer trabajos sociales… dicen que no se sabe si de manera obligatoria o no, pero vamos, de manera no obligatoria ya lo hace el que quiere, que no nos tomen por gilipollas, bueno sí, que nos tomen por lo que somos.
Y como no, siempre está la coletilla de… en otros países ya se hace: en Alemania van a quitar hojas de la calle, a cuidar ancianitos, a hacer funciones auxiliares en las guarderías… que bonita es Alemania, ¿verdad?

Bueno, yo no entiendo mucho de política, pero ¿esto que empleo crea? ¿Qué ventajas tiene? vamos, para el que está parado, que para el que PP ya me las imagino…

Para empezar, esto supone que los trabajos sociales los puede hacer cualquier persona y yo no creo que cualquier persona valga para cuidar un anciano. Yo misma, con la paciencia que tengo y la poca ternura que me inspiran sería más una venganza que una ayuda para ellos. Alejaos de mi.

Digo yo que si hace falta cubrir esas plazas, para eso hay mucha gente que ha estudiado trabajo social, o auxiliar sanitario o lo que sea... que está claro que lo social es lo último y lo menos importante… aquí están los gobiernos de derechas, ¿por qué no contratas a profesionales para cuidar a los ancianos, o a los niños de guardería, o a los toxicómanos?. Eso sí daría empleo, y si hace falta gente, es que hay trabajo, así que no te dediques a cerrar centros de rehabilitación para toxicodependientes y contrata a gente nueva, monta residencias, monta guarderías y págales la mierda que les vas a pagar pero no quieras que te lo hagan de gratis gente que no quiere hacerlo. Y mira, los edificios ya los tienes, que al parecer de las 55.000 propiedades que tenéis la mayoría están vacías.
Recoger hojas… pues eso no lo hacen los jardineros?. Joer, pues no les dejes sin curro, porque lo mismo mañana lo que se necesita es un trabajo social para grabar datos en una biblioteca, para coger llamadas en un centro cultural o para ordenar papeles en una empresa y en Alemania ya lo están haciendo…

Pero lo que mas me quema de este tema, es que parece que cobrar el desempleo es un regalo que te hacen por tu cara bonita cuando te lo han estado quitando de la nómina, y además, nunca te van a devolver todo y encima te obligan a hacer trabajos sociales!. Pues yo no quiero que al rober lo cuide una persona que va obligada, vamos hombre, que no me entere yo. Y seguro que habrá gente que esté de acuerdo, la gente de a pié, la que no se puede pagar una hipoteca, la que no llega a fin de mes, la que está pagando las consecuencias de esta locura de crisis de los mercados… los que votaron al PP... pues que vayan ellos.


Enlaces a esta entrada
Cuando me ha dado por comprar libros de psicología siempre he tenido un autor favorito: Juan Antonio Vallejo Nágera. Tiene una forma de explicarse amena y didáctica que hace la psicología interesante para todo el mundo. Cuando leí “Concierto para instrumentos desafinados” vi a un hombre con una enorme vocación, amante del ser humano en todas sus vertientes, con una gran sensibilidad y ternura dedicada a esos renglones torcidos que habitaban en el psiquiátrico de Madrid que él dirigía.

La pena es que gran parte de sus libros están descatalogados, y aunque en una época los estuve buscando, desistí en el empeño. Pero cuando me pillé el ebook retomé la investigación, pensando ilusamente que a lo mejor alguien se había dedicado a subirlos a la red y haciendo mis pesquisas llegué a las librerías de segunda mano y allí lo encontré todo.
Me puse a buscar libros de Vallejo Nágera y me pillé unos cuantos que me salieron a una media de 6 euros cada uno gracias a librería anticuaria La Candelaria en Murcia.
Esta vez no olían a nuevo, sino a rancio, a viejuno, a fósil de ácaro, a tomo que ha estado años almacenado en una estantería y que de repente ve la luz con ansias de descomponerse libremente. Asqueroso a la par que emocionante: ¿por cuantas manos habrá pasado? ¿en cuantas librerías o casas habrá estado?.

El ejemplar que mas me costó encontrar fue el de “El caso de Teresa Neumann. A la luz de la ciencia médica” escrito en 1939, tan amarillo que cada vez que paso las hojas me da la sensación de que me voy a envenenar si luego me chupo el dedo, así que después de leerlo y recomponer el cosido de sus hojas tengo que ir a lavarme las manos...

La antigualla trata de una mujer que a los catorce años tras un incendio que le traumatizó empezó con una larga carrera de acumulación de enfermedades histéricas (somatomorfes) como ceguera, sordera, parálisis que duraban años y la tenían postrada en la cama sin moverse en posturas muy incómodas y varias heridas supurantes malolientes que a raiz de la beatificación de Santa Teresita del Niño Jesus remitieron de golpe (ocho años después)... Pero acabada esta etapa empezó otra en 1928 con 18 añitos en la que tenía la sintomatología de Reagan en el Exorcista pero en vez de ser un demonio lo que tenía dentro era Cristo en su mejor momento existencial, así era que alucinaba con sus sufrimientos en la Pasión, deliraba comunicando consejos del susodicho, hablaba en idiomas que no conocía, tenía telepatía, era capaz de estar en dos sitios a la vez, adivinaba el futuro... En cuaresma solo comías hostias consagradas y en viernes mostraba los estigmas de la crucifixión, ahí es ná, sangrando por todos los orificios.

Es curioso que unos los viernes comamos pasta y otros se dediquen a levitar encima de la cama con los brazos en cruz y a chorrear sangre por manos, pies, ojos, cabeza y costado para el sábado estar como una rosa. El azar es caprichoso y si esto es cierto, Cristo tiene muy mala idea.
Total, que el libro es un intento de explicación científica de la sintomatología de esta mujer, desde el punto de vista psiquiátrico, pero que si lo lees por la noche te acojona como si fuera un texto de Clive Barker.
El tema me estaba molando mucho, pero dada mi incultura y mi inconsciencia no caí hasta hace poco en que las fechas no cuadraban, y si el libro estaba escrito en el 1939 y el resto de los libros que me había pillado eran de los 90, o este tipo era muy longevo o no era el mismo, y efectivamente, el de 1939 era del padre: Antonio Vallejo Nágera. Este dato puede no ser relevante si tenemos en cuenta que ambos eran psiquiatras y buenos escritores, pero cuando indagué un poco más la percepción de un libro que ayer me resultaba maravilloso ahora me da un poco de askete y no es por el olor.

No es agradable saber que tienes entre manos un libro escrito por el jefe de los servicios psiquiátricos militares de la dictadura franquista, un misógino que se pasó media vida intentando verificar su hipótesis de la inferioridad mental de los republicanos, por psicópatas y antisociales, experimentando con presos y mujeres a las cuales separaba de sus hijos por ser ellas agentes contaminadores. La búsqueda del “gen rojo”. Yo que soy de condicionarme por detalles y llegar a querer que expulsen a Verónica del GH 12+1 solo por la voz y la cara de amargada que tiene, no puedo evitar mirar mi libro con otros ojos y ser subjetiva, pero dado que su hijo y su nieta Alejandra me caen divinamente, pensaré que no hay un “gen azul” y que la culpa de ese pensamiento nazi y fascista la tiene el ambiente en el que creció y la época en la que le tocó vivir, porque si hubiera nacido en un pueblo en Guadalajara y siendo XX en la posguerra, de fijo que habría sido una abuelita entrañable encantada de ver Pocoyó con sus nietos.


Enlaces a esta entrada
Primero fue la carne, que ya desde tiempos inmemoriales se comía y se considera más tierna, más proteínica y menos grasienta que la de cerdo o ternera. Luego tuvimos que recurrir a su grasa para limpiarnos las botas de ante que tanto se llevaban en los 90,a su piel para hacernos carteras y forrar muebles, a sus crines para hacer las cerdas de los instrumentos de cuerda y ahora ¡le choriceamos el champú! ¿Pero adonde va a llegar nuestra especie tratando a los caballos como si fueran cerdos?

Esto es el poder del boca a boca: mouth to mouth power.

Esta historia empieza cuando salta el rumor de que unas cuantas famosas de lustrosa melena como Jessica Parker, Demi Moor o Jennifer Aniston usan el champú de los jamelgos. Un champú que existe desde 2007 pero que ahora es novedad porque lo usan estas tres potrillas. La gente se lanza a las clínicas veterinarias y dejan secas las estanterías, les da igual que el producto no esté testado en humanos y que no sepamos los efectos secundarios, somos hombres y mujeres de ciencia y queremos ver los resultados en nuestras cabelleras sin más.

Empieza a salir en todos los medios de comunicación la composición del mismo y la palabra mágica: Biotina, que es así como muy natural porque es Bio y efectiva porque Atina. Una vitamina soluble en agua que interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, grasas, aminoácidos y purina. Te dicen esto, que es como no decir nada y ya empiezas a creer que es supersano y superefectivo el efecto que sea que hace en el cuero cabelludo porque tus defensas mentales se van abriendo a la posibilidad de llegar a ser una actriz famosa y pasarte por la piedra al Ashton Kutcher.

La Biotina se puede producir de forma natural si comemos hígado, levaduras, yema de huevo (claro, por eso lo de las mascarillas esas que se usaban antes, si todo cuadra…) pero nos da igual porque la dieta no la vamos a cambiar, esto requiere demasiado esfuerzo. Sus efectos según los que hacen los champuses son:
- Regeneración celular de tejidos como la piel, uñas y cabello.
- Evita problemas en la piel como dermatitis seborreica o seborrea.
- Permite la creación de hemoglobina y estabiliza los niveles en la sangre.
- Ayuda en el proceso metabólico y en funciones de aminoácidos y vitaminas como la B-12.
- En algunas ocasiones se utiliza como tratamiento para la depresión y el insomnio.
- Permite aliviar dolores musculares.

Mira por donde hemos ido a dar con el elixir de la eterna juventud hecho champú. Vamos, qué solo le falta que te quite las cartucheras y te blanquee los dientes!. Claro que esta es la información que da Internet… pero no nos engañemos, lo que dice Internet va a misa. Tanto que una vez que consultas las fuentes oportunas (dícese de la Wikipedia) y le preguntas a tus amigas: todas han oído que es maravilloso menos una que te dice que es malísimo, y te comentan que el producto solo se vende en el mercadona ya modificado para uso humano (6 euros el kilo, esto es un milagro si o sí) y que está agotado todos los días menos el jueves pasado que se lo compró la loli y mira como tiene el pelo hoy que le brilla un montón.
Entonces vuelves a documentarte leyendo los foros de red de redes asombrándote de lo que por ahí dicen, como que ya no se te vuelve a caer el pelo en la vida y que gracias a eso el 10% de las mujeres que lo usan han promocionado en sus empresas. Y como esto ya es Trendin topic, hasta en el telediario salta la noticia, pero con dermatólogos con cara de: “dios mío, porque no se me ocurrió a mi sacar a la venta el dichoso producto para venderlo a Ifsanlogan y no a la mierda del Mercadona que lo vende a granel” diciendo que a la gente que lo usa le produce urticaria camochil y que es mas malo que la quina (si no, no es noticia claro), y que para que produzca esos maravillosos efectos no vale con friccionar la Biotina en las greñas, sino que habría que ingerirlo (por dios, no digáis esas cosas… ¿no veis que lo vamos a hacer?).

Resulta que según los especialistas de verdad, yo tengo al profesional en casa que me explica lo que son los enlaces covalentes cuando me voy a hacer la permanente, lo que te venden como el milagro anticaída, revitalizante y reconfortante no tiene más que el efecto de una capa de chapa y pintura en la pelambrera. Es decir, si bien es cierto que te deja el pelo menos fosco, ligeramente mas grueso y se ensucia menos, en realidad no estás ayudando a tener la cabellera mas sana, sino todo lo contrario, si lo usaras todos los días acabarías impidiendo que el pelo produjese sus propias defensas naturales grasientas. Total, que yo ya me lo he comprado, y en el envase industrial que venden no pone nada del ph que tiene, si está probado en humanos ni nada, pero da igual, como loca lo he probado y he de decir que a mi me ha dejado el pelo liso y brillante como nunca y hasta que no se me caiga a mechones me lo pienso seguir dando alternando con el mío de siempre, jeje, porque yo soy una humana mas donde testar las novedades de mercadona. Todo sea por la ciencia.


Enlaces a esta entrada
Según dicen en el Museo del Prado se exhiben 800 cuadros mientras que en los sótanos se esconden 3500, sin contar con las obras en papel que no exponen porque el sol las mata…

Por mucho que a mi me digan que es un lugar luminoso y seco, me imagino gigantescas montañas de lienzos al punto del desequilibrio apoyados en chorreantes paredes de fría piedra amusgada, apoltronados en la oscuridad mientras solo se oye el goteo lento e inexorable de los escapes de las cisternas de los toilettes del monumental edificio…
Y sino que alguien me explique como puede suceder lo que pasó la semana pasada.

De repente salta la noticia de que en los sótanos del Museo del Prado tienen guardada una copia, prácticamente exacta a la Mona Lisa, y realizada a la par que la original, lo que viene siendo “hacer un work in progress”, que dos valen mas que una.

La historia es que la tenían desde 1666, pero como estaba cubierta de barniz negro pasaron de ella pensando que era una copia cutre y barata de algún pintor flamenco, hasta que un día les dio por mirar con los rayos X y deciden restaurarla y ¡Oh milagro! al quitarle la capa de ñorda que tenía ven que queda mas chula incluso que la original, tanto, que la Sra. Lisa Gherardini, alias Gioconda, ahora es “señorita”, parece quince años mas joven, mas guapa, mas liviana, con una ropa mas lustrosa y mejor cosida, un nuevo par de cejas, con la sonrisa mas amplia y mas luminosidad en la mirada.

Con esta nueva imagen deducen que el autor tiene que ser un discípulo de Leonardo y barajan dos nombres: Andrea Salai o Francisco Melzi, pero flipad con el morbo, nos cuentan que posiblemente sea Andrea, que fue amante de Leo… y a mi qué mas me dan las relaciones personales del pintor, yo lo que quiero saber es quién coño le dio esa capa de barniz negro y con qué intención, porque vamos, yo que he barnizado muchos cuadros, y los he barnizado de la manera mas tosca que os podáis imaginar (y sino que le pregunten a mi tío como me quedó la iglesia del pueblo), nunca he conseguido una capa negruzca que tapara el óleo, como mucho algunos ronchones marronaceos . Esto tuvo que ser a mala idea, alguien que no quería que se vieran las montañitas del fondo que dicen es la Toscana, aunque a mi mas bien me parece Mordor, pero ¿por qué? ¿Qué esconden esos escarpados pedruscorrios azules en tan cutre perspectiva?.

Y de momento siguen quitando capas de barniz al cuadro, y a este paso la Mona lisa va a parecer una niña de 8 años llamada Sherezade y se va a ver que en vez de la Toscana el fondo es la Capadoccia y que lo pintó un Persa… y en marzo la expondrán en el Louvre, y hala, dejarán un hueco mas en los húmedos y oscuros sótanos del Museo del Prado para meter otra obra de arte. Así sea.


Enlaces a esta entrada