Lo de hoy ya no tiene nombre...
Para los que no tienen dinero ni para ir al Ikea a por un marco...
He cogido una pinturilla de las mias y me he dicho: voy a enmarcarla como se merece, con un marco vintage de alta calidad y que me dure muchos años... jejeje.

Lo primero, me he sacado unas cartulinas de colores y he hecho un marco con ellas. Esto no tiene mucho misterio porque mi marco es un sello de Gorjuss que pinto de color según la ocasión, pero vamos, que un rectángulo lo hace cualquiera. He sacado varios modelos a ver cual le cuadraba mejor a mi laminilla y lo he recortado.

Luego he hecho una acuarela al tamaño del marco. He elegido un dibujo que había por internet de una rama de cerezos que estaba hecha digitalmente, pero yo le he puesto un poco de acuarela y un poco de pentel brush para variar... nada, un dibujillo fácil y rápido que tengo que irme a hacer las albóndigas... si os fijais se nota los márgenes a lápiz que indican donde va el marco... esto es un error de mi parte porque luego pinto encima con la acuarela y no puedo borrarlo... Ains!!


Finalmente he recortado el plastiquillo: acetato, que hace de cristal y que protege la pintura del sol y esas cosas... y lo he pegado al marco. Luego he pegado la laminilla y ya está, este es el resultado:



Un marco super ideal que ya si le pones detrás un cartón para que no se caiga, es que lo bordas!!!
Una idea estupenda de la querolina menor... jeje, pa tí que va.


Enlaces a esta entrada
Dada mi frenética ansia por enmarcar cosas, ahora me ha dado por las pequeñas tintas chinas que he estado haciendo estos días. A otras en mi estado les da por limpiar la casa, a mi por sacar la pistola de silicona y pegarlo todo. Ya me he quemado un dedo, pero es que si no sufro haciendo estas cosas, no me siento realizada.

Tengo ya unas cuantas acuarelas acumuladas y aun no había colgado ninguna en mi casa, así que visto lo fácil que es enmarcar, me he animado a ello.


Mi idea era hacer lo mismo que con los portafotos: colgar tres distintos de unos hilos de cáñamo y endiñarle una chincheta. Esta vez en vez de usar corcho pluma, lo he simplificado a una cartulina normal y corriente, además la tenía por ahí guardada así que esta vez he reutilizado.


Lo único que hay que hacer es coger la acuarela, tinta china o lo que tengas, y pegarla a una cartulina. En mi caso he elegido el color negro para las tres. Encima le he pegado otra con el recuadro hecho para que se vea enmarcada y luego lo he decorado un poco a mi gusto. Para variar es el Skyland de Madrid que tengo ya memorizao perfectamente y que me voy a tatuar en la nalga... 


El resultado es este. Como van a ser tres, he intentado que tengan cosillas en común como los colores, el washitape y esas cosas para darle una coherencia... y finalmente para conservar el dibujo se puede poner una laminilla de acetato: un plástico que se utiliza para hacer transparencias y que hace de cristal mate pesando mucho menos.



La segunda cartulina está dedicada a las muñecas Gorjuss... así que he sacado mis últimas adquisiciones en sellos y mi tinta blanca y me he liado a pintar. Este dibujo está hecho con el rotulador pentel brush que tan buen resultado me está dando. Es una gozada pintar con él. También uso un pincel de agua con poca tinta china y mucha agua para dar los grises y así sacar los contrastes.


Y finalmente he hecho un dibujo de una mansión abandonada en los bosques rusos que he pillado por ahí y que me ha encantado. Como la casa está metida en un bosque bastante tenebroso, los he sacado en negativo del recuadro y los he dibujado con un rotu blanco.


Y ya están las tres. Luego he hecho los agujeros y les he puesto los embellecedores, he metido el hilo de cáñamo y las he puesto a la altura que he querido, y ya tengo las tres colgadas en mi habitación en mi rincón de pintura, hala, a otra cosa, mariposa.


Enlaces a esta entrada
Si no, que me lo digan a mi, que con la tontería no hago mas que estar todo el día liada con el celo y el papel y encima haciendo tutoriales... pues no tengo morro ni ná.

Pinturas acrílicas para el corcho pluma y lo que se te ponga por delante falto de vida

Todo esto empieza mirando las cosillas que hace la gente por internet, que no son pocas. Siempre hay bastante que te horroriza y algo que te enamora. Pues eso me pasó a mi con unos portafotos colgantes como las casas de Cuenca que vi en la red. Me dije: pues eso lo hago yo. Y aquí estoy.

La idea es coger tres planchas de cartón, contrachapado, corcho o lo que tengas a mano para decorar. En mi caso elegí el cartón pluma, cuya existencia desconocía, porque me lo recomendó mi suegra; mi proveedora oficial de materiales... 
Prácticamente es una laminilla de forespan que se puede seccionar con el cutter, aunque no se pueden hacer muchas virguerias en plan de ondas y curvaturas. Lo mejor es que el trazo sea recto. Además con mi trayectoria hay que tener cuidado no te lleves un dedo por delante. No pesa una mierda, es genial, y lo mejor de todo: se puede pintar.

Mueble de un profesional de Scrap
Como soy novata en estas lides no tengo gran cantidad de cosas para decorar o scrapear como quién dice. No soy como esas tías de los blogs que tienen un armario lleno de cajoncitos donde clasifican todos los papeles scrap que poseen, tienen expendedores de whasitape y un espacio solo para troqueladoras... vamos, que mis armarios lo que tienen son zapatos, ropa y otro tipo de cosas de primera necesidad, no esto. Solo tengo unos papeles del Tiger que me regalaron y ya los llevo bien... 

Así que me vi en la necesidad de pintar el corchopluma: uno rosa, otro amarillo y otro verde. Esto puede significar mas gasto, ¿no tienes papel?, pues a comprar pintura acrílica... afortunadamente en este aspecto yo ya estaba surtida... no se, cada uno lo que mas le guste,  que yo me pirro por coger un pincel, pero vamos, que quieras o no, esto es una pasta!!. Me hace mucha gracia lo del DIY, do it Yourself. Está muy bonito porque lo haces a tu gusto, o al menos lo intentas (el como te quede es ya otro tema), pero olvídate de ahorrarte pelas porque es lo que es, un negocio, que otros hobbies requieren un desembolso inicial y ya, aquí no paras nunca de comprar pijadas y un papel de mierda decorado te cuesta un euro y medio!!.

Bueno, aquí adjunto el portafotos amarillo, como se puede ver no es muy recargado, pero es que faltan las fotos, que en las pinzas se pueden poner dos pequeñas y luego la de 10 X 15. Lo hice básicamente pintado a brochazo limpio, que cuanto mas cutre, mas vintage parece, jeje...

Lo mas importante en este caso fue la pistola de silicona... la cual puedes comprar en los chinos o en el Tiger o en cualquier lado, mucho mejor que el pegamento de contacto: más rápido y limpio... Entre pistola y barras de pegamento no has de pagar mas de cinco euros. Está guay porque yo tenía por casa unas cuantas cosas para pegar que llevaban años rotas y con la tontería lo he pegado todo ya y ahora me voy a hacer restauradora,  jajaja.

Otro temazo son los ojales, algo que compré por error y que al final me van a servir para algo: son los embellecedores de los agujeros que hice a cuchillazos con la navaja de Albacete en el corcho pluma... quedan monísimos.

Mi portafotos terminado!!!
Una vez tienes las tres planchas solo te queda unirlas con el hilo de cáñamo, que venden en los chinos o tiendas de manualidades. Para dejarlos a la altura que quieres solo tienes que pegar el hilo a la parte de atrás de los portafotos y dejar rollo al final por si quisieras alargarlo en el futuro o vete tú a saber... y voilá!!

Como no pesa nada con una chincheta puedes colgarlo, pero claro, la chincheta tiene que estar pintada a mano ya que si es de color metalizado deslucirá toda la obra.... jeje, es broma.

En un par de horas lo tienes hecho. Inviertes mucho mas tiempo comprando las movidas que necesitas que haciéndolo, la verdad...  yo estuve el viernes pateándome Chueca en busca de una tienda física de materiales y resultó que no tenían una mierda en papeles, que era lo que me faltaba... encima me puse a mirar otras cosas y al final me llevé de todo menos lo que quería... pero bueno, siempre puedes comprar por internet. Si lo haces en grupo ya es que te partes y te ahorras los gastos de envío... jeje

El resultado es aparente, ¿no?, mas si se lo regalas a tu suegra, quedas como una reina y lo bien que te lo has pasado, oye.

Me da igual, me encanta!!


Enlaces a esta entrada