Ayer era el día.

Después de años sin ir a un concierto decente aparecí en Las Ventas celebrando los 30 tacos de carrera musical del oso amoroso de Carabanchel. "Vergüenza Torera" es el último disco de Rosendo, y ahí estábamos todos, en el ruedo y hasta la bandera!!

He de reconocer que pensaba estar rodeada de cincuentones calvos con coleta, camiseta negra corroída, ducados en ristre, cerveza en la mano y oloraco a sudor... y sin embargo lo que me encontré (aparte de alguno de estos especímenes) fue mucha pareja de cuarenta y algo, muchas tias, y soprendentemente muchas familias con los chavales de unos 15 años emocionados por ver a Rosendo junto con sus padres y tios... la verdad es que era muy bonito ver a dos generaciones unidas musicalmente. En mi caso lo veo bastante complicado...  

Y de generaciones parece que iba la noche porque el telonero era ni mas ni menos que Rodrigo Mercado: el primogénito. Un chaval alto, guapo, con seguridad en sí mismo... un tio que me hizo preguntarme: ¡¡donde coño hay una foto de la madre, porque la genética ha sido muy benévola con este chaval!. Eso sí, la belleza no lo es todo... fue oirle y Las Ventas en pleno ansió que saliera el padre de una vez. 
Tendrá el apellido que tiene, pero el público de ayer no es el público de un chaval que canta reggae y rap, no se pueden juntar churras con merinas ni manzanas verde doncella con peras conferencia. Se le escuchó y se le aplaudió, pero estábamos todos como locos que saliera el tochas de Carabanchel.

Y por fin entró el padre del rock español, peinando canas ya, se me antojó una abuelilla pasando un buen rato. Parecía mayor hasta que salieron sus colegas... Miguel Rios que ya no se acuerda de las letras ni parece que sepa donde está y el Drogas con sus dientes nuevos y sus gafas de Lenon que parecía salido de un cuento de Tim Burton con bastón incluido corriendo de un lado para otro como si no hubiera mañana... es evidente que a esta gente las drogas les han dejado secuelas y que Rosendo no pasó de los porros, porque en comparación era un hombre con presencial, hecho y derecho, que sabe estar en un escenario y que es un profesional. 
El cantante de Marea; Kutxi me recordaba al Sevilla, pero la verdad es que llenó el escenario en todos los sentidos, Luz Casal estuvo grande, pero con unos pelos azules muy extraños que no se si eran peluca o qué pero que podía haberse peinado antes, Fito con su camiseta a rayas y el hijo cantando con el padre: A remar

Veo en tu mirada una tempestad
Siento que no hay límite, ni fin, ni condición
Declarado en rebeldía con autoridad
Rostros empapados en determinación

En un momento cantando juntos el hijo abraza el padre y el padre casi se tropieza de la emoción.
Homenaje a los componentes de Leño que ya no están con una instrumental
Y todos blanditos lloramos como lloró el cielo ayer sobre Las Ventas, con melancolía pero contentos.

Algo que no me moló nada fue el uso de los móviles de la peña. En pleno concierto todos estaban escribiendo en Facebook, en Twiter, con el guasap, haciendo fotos, vídeos... y mandándolos a la peña. Había gente que incluso llamaba a sus amigos, intentaba oirles y luego les ponía a que escucharan la música... ¡pero gilipollas, qué pretendes oir!! ¡¡ si todos saben que estás en el concierto, porque quieres dejarles sordos!!

No se daban cuenta de que se estaban perdiendo el concierto y que justamente este, lo van a editar en video... pero bueno, de muestra un botón


Dedicado a Beatriz Ranz... un beso tan grande como el tiempo y el espacio que nos separan.


Enlaces a esta entrada
Flipando estoy. 
Herramienta para quitar el esmalte permanente
Cuando fui a hacerme la manicura con pintauñas permanente hace unas tres semanas, la piva me dijo que esto duraba quince días... ya habían pasado tres semanas y eso no se caía ni a la de tres. Impoluto seguía, mientras la uña, según su naturaleza, seguía creciendo inconsciente a mis maltratos, desnudita, dejando ver la anti-manicura francesa.

Me lo había dejado tal cual porque yo soy de esperar a que todo caiga por su propio peso, una choni que se dice... pero ayer ya me dije, basta ya!, me lo voy a quitar. Y cual es mi sorpresa cuando me empiezo a echar la acetona y nada, el algodón blanco radiante tras el restregoneo... como si fuera agua!!. Asustada me fui a consultar internet... enseguida vi el remedio: ponerse algodones empapados en acetona alrededor de la uña, taparlo rodo con papel albal, y dejarlos así unos diez minutos...

Evidentemente yo no puedo ir por la vida como si fuera gilipollas con el albal en la punta de los dedos como si me creyera que tengo superpoderes, y como tenía muchas cosas que hacer: un puzzle de Frozen, la comida y recoger la ropa del tendedero me fui a lo mas rápido y eficaz basándome en el consejo. Me llené un bol de comida de mi hijo de acetona y ahí que metí las dos manos a saco, durante diez minutos.

Se supone que eso tenía que ir reblandeciéndose o algo pero yo notaba que pasaba el tiempo, que la acetona se iba comiendo mis padrastros, mis pellejos,  mis carnes, mis dedos y que la pintura como si nada. Pasaron quince minutos y ya asustada me quité de la acetona y empecé a arañarme las uñas como una perra, viendo como dolorídamente iba cayendo algo de la capa de pintura, y digo algo porque me echaron tantas capas que no quedaba uniforme, por mucho que se fuera el color, quedaba áspero y mis uñas ensangrentadas de tanto rascar.

Despues de arañarme toda y ver la mierda que ha quedado voy a optar por lo que hace la gente que no tiene dinero para quitar el gotelé, echar capas de pintura plástica hasta que eso quede lisito y dejar esperar que la uña siga creciendo y cortarla a la par.

Tenía que haber estado mas avispada y haberme fijado que cuando fui a la puta manicura, en la lista de precios estaba el quitarse el esmalte. Entonces me dije: "pero si esto son dos segundos con la acetona", sí ya... con el pintauñas de toda la vida, pero a saber las mierdas que lleva esto, que mas que pintar crea una simbiosis con las células de la uña y las muta, haciendo creer al dedo que el color que le has echado es parte de la cutícula... vamos, que esto de querer estar guapa me está costando la vida.


Enlaces a esta entrada
Las bodas ya no son como antes, ahora son la oportunidad de tu vida para hacer la performance que no te dejaron en el festival del cole. Quién mas quién menos te cuenta su historia de amor con sombras chinescas, dibujando en arena de playa dentro de una urna de cristal y proyectándolo en la pared o con un guiñol, lo que sea.

Yo este sabado estuve en una, en la que mi hermana se casaba con un Maorí con trazas de Vikingo, lo que viene siendo un macho mundial. Un tío que la quiere tal y como es y para mi eso es suficiente.

La boda se celebró en Chinchón, en el Ayuntamiento, que está en plena plaza y al cuál accedimos a través de la zona de salida de los toros al ruedo, ahí es nada. Los noruegos que venían debieron flipar. También los de Chinchón cuando vieron al novio cantando en la terraza de un bar la Haka...

Como todas, fue una boda muy emotiva (siempre y cuando sea de esas a las que sí quieres ir) donde celebras mucho la nueva unión e irremediablemente recuerdas a la gente que falta. Cantó el novio con su guitarra de bolsillo, cantaron los novios juntos aunque ella no se sabía la letra, hicieron los coros los invitados... pero lo mejor de todo fue la poesía que le dedicó mi hermana a su ahora marido, mi cuñado. No es porque sea mi hermana pero es que ella es la caña. Y es que mi hermana tiene grandes virtudes y es por ello que es mi fuente de inspiración en el blog. 

Y aunque para todo el mundo fue todo superbonito, yo no puedo dejar de pensar que tras este enlace hay otro hermano mas que se va y me deja sola, pero bueno, es algo que supe desde el día que vi como miraba al Kiwi.

Ella es una tía generosa. Tanto que este año se ha pedido las vacaciones coincidiendo con los 15 días que le correspondían por la boda perdiéndolos y le da igual, porque es la única persona que en su día pagó la descarga del emule, porque su hermana pequeña la usurera le prestaba dinero cuando no tenía ni para salir y se lo devolvía a un 100% de interés, porque me paga las manicuras y lo que le pida... 

Es valiente. Porque se va Nueva Zelanda con el amor de su vida dejándolo todo atrás, porque se puso un aparato de dientes hace dos años que aparte de unos hierros que valdrían para sujetar un puente llevan unas gomas de huevera que le cruzan de molar a molar y aun así nunca ha dejado de sonreír, porque no le da vergüenza cantar una canción en inglés sin saber la letra ni tener oído ni gusto musical solo porque se lo pide su aroha. 

Es culta e inteligente. Porque siempre me ha resuelto los problemas de matemáticas, me ha inculcado el amor a la escritura, a la lectura en general y a Gabriel García Márquez y su diario personal en particular. Porque mas que una hermana es mi referente, mi ejemplo a seguir. Porque ella es como es, la voy a echar mucho de menos.


VINISTE DE MUY LEJOS

Viniste de muy lejos a buscarme. Sin saberlo.
Alma inquieta y viajera, hombre de mar y fuego, aventurero.
Saliste en busca de tu destino y,
yo te esperaba aquí. Sin saberlo.

Nos unieron risas, insinuaciones y cerveza,
las luces tenues de un bar de Madrid,
el ruido de fondo de una ciudad sin puerto,
quizá árido lastre para tu alma de marinero.

Trotamundos, ¿qué cantos de sirena te trajeron hasta mí?
¡Quédate conmigo! Yo siempre seré para ti como la flor del sur.
Tú, mi cielo, la aurora boreal que adorna los días de invierno.
Hagamos este viaje juntos, tú y yo. Sin saberlo.

No hay distancias: si tú me quieres y yo te quiero.
No hay barreras: si tú me das la mano y yo no las pienso.
No hay temores: si tú me cantas y yo te abrazo.
Hay sueños, hay pasiones, hay esperanzas... Hay deseos.

Estamos aquí y ahora, en este precioso momento,
entregándolo todo, a corazón abierto.
Aferrada a tu presente, respirando tu aliento.
Te tengo, me tienes. Nos queremos. ¡Qué paren el tiempo!

YOU CAME FROM FAR AWAY

You came from far away to meet me. Without knowing.
Restless soul and traveler, sea and fire man, adventurer.
Went out looking for your destiny,
and I was already waiting for you. Without knowing.

We laugh together. There were insinuations and beers,
soft lights in a Madrid´s bar,
background noise in a city without port,
maybe, a hard weight for a sailor's soul.

World traveler, What siren songs brought you to me?
Stay with me! I will be always your flower from the South,
You will be my sky, the nothern lights to decorate my winter days.
Let us this journey together, you and me. Without knowing.

There are not distances: if you love me, if I love you.
There are not barriers: if you give me your hand, if I do not think about them.
There are not fears: if you sing for me, and I give you a hug.
There are dreams, there are passions, there are hopes... There are wishes.

We are here, at this exact moment,
giving everything, with our hearts opened.
Taking refuge in your present, breathing your breath.
I have you, you got me. We love each other. Please stop the time!


Enlaces a esta entrada
Cuando me casé, mi hermana me obligó a hacerme un pilling con ella, y aun hoy en día recuerdo los alaridos que no pude dar y de su cara enrojecida cuando salió y como le estuvo escociendo los dos días que eso pasó de estar en carne viva a tener costra... Pues ahora que se casa ella me ha obligado a hacerme la manicura. Esto debe ser común para muchas tias, pero yo, qué quieres que te diga, soy de mi pueblo.


Hemos ido a nuestra peluquería de siempre que ahora tiene a una chica que hace manicuras, pedicuras y te arranca el bigote y la barba por unos euros. 
Una tía de unos 30 tacos que han plantado en una esquina con una estantería al lado con cuatro esmaltes de uñas y un muestrario de cuatro dibujos horteras que te puedes hacer... el negocio del siglo ya que ahora en todos los centros comerciales te hacen uñas fashion la mar de chulis... que se lo digan a la gorda de gran hermano14, qué mal me caía.

La cosa es que yo no llevaba mi esmalte con el color que yo quería para mi vestido coral porque se me había olvidado y con eso me quería escapar... pero la tía lista pedicurera va y me dice que mejor sus pintauñas porque son permanentes y no se van en quince días... ¡¡pero señora, quién le ha dicho a usted que yo quiero llevar medio mes ese color en mis uñas, un color que solo pega consigo mismo!! ¡¡pero si es un numero primo en el tema de los matices!!. Total, que le hacía tanta ilusión a mi sister que he cedido... en qué momento!.

Lo que yo hago para pintarme las uñas, 5 minutos, ella lo ha alargado a una eternidad... debe de cobrar por horas. 
Primero me ha echado la acetona (desmaquillado de uñas), pero ella la tenía en un bote que salía a propulsión con solo poner un algodón encima, me ha hecho meter las uñas en varios líquidos, me las ha limado con tres limas distintas (conformación de las uñas), me ha puesto tres brillos distintos (endurecedores, bases y barnices), me las ha calentado en una especie de sanguichera para manos que se apagaba a los 10 segundos (y que cada vez que se apagaba me decía "ahora pon solo el gordito" ¿qué pasa, que en su FP de grado medio no le enseñaron que se llama pulgar?), me ha pulimentado las uñacas, masajeado las manos... y lo peor de todo... me ha arrancado los pellejos! (retirado de cutículas)... y digo lo peor porque para quitarme las pieles muertas en mi dedo anular se ha llevado las muertas y las vivas.

La tía zorra me ha pegado un tajo en el dedo que me ha hecho sangre. Yo como estaba hablando con mi hermana de la boda (como buena maruja) y soy muy sufrida no he querido mirar y a ella ni se le ha dilatado la pupila... la muy cabrona... se de mas de una que por eso le habría salido la manicura gratis.

Finalmente me las ha pintado con dos capas de color y he salido con ellas secas... Esto es lo que mas me ha flipado y he agradecido porque yo en casa me tiro media hora moviendo las manos para arriba y para abajo para secarlas antes y siempre acabo estampándolas contra alguna cosa desfigurante del esmalte... 

Al salir del centro de estética en cuestión he visto el reguero de sangre que salía del coral y casi me desmayo, y es que como dicen por ahí, para estar bella hay que sufrir... ¿¿pero tanto?? vamos, que a mi, ya me han visto.


Enlaces a esta entrada