Cuando me casé, mi hermana me obligó a hacerme un pilling con ella, y aun hoy en día recuerdo los alaridos que no pude dar y de su cara enrojecida cuando salió y como le estuvo escociendo los dos días que eso pasó de estar en carne viva a tener costra... Pues ahora que se casa ella me ha obligado a hacerme la manicura. Esto debe ser común para muchas tias, pero yo, qué quieres que te diga, soy de mi pueblo.


Hemos ido a nuestra peluquería de siempre que ahora tiene a una chica que hace manicuras, pedicuras y te arranca el bigote y la barba por unos euros. 
Una tía de unos 30 tacos que han plantado en una esquina con una estantería al lado con cuatro esmaltes de uñas y un muestrario de cuatro dibujos horteras que te puedes hacer... el negocio del siglo ya que ahora en todos los centros comerciales te hacen uñas fashion la mar de chulis... que se lo digan a la gorda de gran hermano14, qué mal me caía.

La cosa es que yo no llevaba mi esmalte con el color que yo quería para mi vestido coral porque se me había olvidado y con eso me quería escapar... pero la tía lista pedicurera va y me dice que mejor sus pintauñas porque son permanentes y no se van en quince días... ¡¡pero señora, quién le ha dicho a usted que yo quiero llevar medio mes ese color en mis uñas, un color que solo pega consigo mismo!! ¡¡pero si es un numero primo en el tema de los matices!!. Total, que le hacía tanta ilusión a mi sister que he cedido... en qué momento!.

Lo que yo hago para pintarme las uñas, 5 minutos, ella lo ha alargado a una eternidad... debe de cobrar por horas. 
Primero me ha echado la acetona (desmaquillado de uñas), pero ella la tenía en un bote que salía a propulsión con solo poner un algodón encima, me ha hecho meter las uñas en varios líquidos, me las ha limado con tres limas distintas (conformación de las uñas), me ha puesto tres brillos distintos (endurecedores, bases y barnices), me las ha calentado en una especie de sanguichera para manos que se apagaba a los 10 segundos (y que cada vez que se apagaba me decía "ahora pon solo el gordito" ¿qué pasa, que en su FP de grado medio no le enseñaron que se llama pulgar?), me ha pulimentado las uñacas, masajeado las manos... y lo peor de todo... me ha arrancado los pellejos! (retirado de cutículas)... y digo lo peor porque para quitarme las pieles muertas en mi dedo anular se ha llevado las muertas y las vivas.

La tía zorra me ha pegado un tajo en el dedo que me ha hecho sangre. Yo como estaba hablando con mi hermana de la boda (como buena maruja) y soy muy sufrida no he querido mirar y a ella ni se le ha dilatado la pupila... la muy cabrona... se de mas de una que por eso le habría salido la manicura gratis.

Finalmente me las ha pintado con dos capas de color y he salido con ellas secas... Esto es lo que mas me ha flipado y he agradecido porque yo en casa me tiro media hora moviendo las manos para arriba y para abajo para secarlas antes y siempre acabo estampándolas contra alguna cosa desfigurante del esmalte... 

Al salir del centro de estética en cuestión he visto el reguero de sangre que salía del coral y casi me desmayo, y es que como dicen por ahí, para estar bella hay que sufrir... ¿¿pero tanto?? vamos, que a mi, ya me han visto.


This entry was posted on 12:01:00 a. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 comentarios:

    Juan González Vázquez - Prada dijo...

    por una hermana se hace deto menos sangrar, tu tas superao jajajaajaj

  1. ... on jueves, septiembre 04, 2014 10:37:00 a. m.  
  2. ISABEL AMOR dijo...

    foto de las unñas por favor

  3. ... on jueves, septiembre 04, 2014 6:16:00 p. m.  
  4. Coda dijo...

    Soy una hermana coraje, jajaja. La foto no la mando, que es muy íntimo... jaja

  5. ... on miércoles, septiembre 10, 2014 12:32:00 a. m.