Mi primera relación con el ocio tecnológico fue allá por 1982 cuando hice la comunión y mis tios me reglaron una joya de dos pantallas de Nintendo: Play and Watch. (Alabado sea el Sr. Nintendo que tan buenos ratos me dió y sigue dando).


Consistía en subir de una pantalla a otra controlando el exceso de las plagas de las plantas: en una había arañas o pulgones; en la otra gusanos bocazas. Las flores, parecidas a crisantemos, ponían cara de susto cuando los veían llegar y tú sufrías por ellas. Corriendo le dabas con el fumigador y listo, si no fuera porque eso no paraba de salir nunca y cuando llegabas a controlar la historia empezabas a puntuar doble y el marcador comenzaba parpadear a la velocidad de los latidos de tu corazón, directamente correlacionados con el dolor de tus dedos pulsando a la velocidad de la luz...

Bien es cierto que la reina de la época era Donkey Kong, pero la mia no la tenía casi nadie y gracias a ella le cogí mucho amor a la plantas y pánico a los bichos... años de sufrimiento por la vegetación, hasta hoy mismo que me las he visto putas para encontrar una foto de este regalo del entretenimiento viejuno...

En ese verano mi primo y yo bajábamos las calles del pueblo sin mirar a nadie, cada uno a su tema con su maquinita, con la musiquita de los juegos marcando nuestros pasos y las viejas mirándonos. Una de estas abuelas nos paró un día el paso para felicitarnos por el próximo evento de nuestra comunión conjunta y le jodió el record a mi amado Unai... no se lo perdonó en la vida a la pobre señora. He de decir que la de él era solo de una pantalla, una pirámide egipcia en la que unos bichos te querían comer... bueno, como en todas, también era genial. Luego nos juntábamos unos cuantos en la calle y tirados en el suelo poníamos en común nuestras maquinitas para hacernos especialistas en todo. Las había incluso de tres pantallas y nos encantaba hacer el mono... era genial. Y pensabas que nunca nada podría superar eso...

Después de esto agoté el producto y dejé sus pilas de botón oxidándose en un cajón junto al resto de la máquina. Muy de vez en cuando la volvía a usar sintiendo los mismos estreses... la gente de mi generación rápido se apuntó a las consolas... yo ni guarra. No tenía ni idea de las posibilidades que tenía aquello, había mucho juego de ordenador, mucho juego de football pero yo pasaba, hasta el día que me invitaron a una casa a descalzarme...

Después de más de 25 años me reencontré con Nintendo gracias al azar. Con mucho cuidado intenté recordar si llevaba calcetines con tomate o no. Pasado ese reconocimiento me atreví a ello y así fue que me puse encima de una pequeña plataforma rectángular blanca que en menos que canta un gallo me dijo que no me moviera. Obediente seguí sus instrucciones y me dijo: "calculaaaandooooo, calculaaaandoooo" a los tres segundos tenía mi peso, mi talla, mi centro de gravedad, mi índice de mas corporal, mi cociente de edad wii, la fecha de mi nacimiento, una caricatura de mí misma y el número de mi tarjeta de crédito. Flipé. A la semana esa plataforma/peso de baño blanca estaba en mi casa.

Si antes me reía viendo el anuncio de una tía que hacía yoga subía al bicho este, ahora yo me hago mis programas de entrenamiento para estilizar mi línea, fortalecer gluteos, relajarme y llevar una vida saludable. Si bien es cierto que cuando consigo consumir las calorías equivalentes a medio vaso de cocacola, en ese lapso de tiempo ya me he jamao un plato de jamón, unos triskis y dos vasos mas de cocacola subida al chisme... pero me da igual. Cuando en 1982 conocí a Nintendo nunca imaginé ni por asomo que con una idea suya iba a correr, montar en bici, hacer malabares, steps, taichí, montar en patinete, y acabar sudando como una cerdaka con tonificaciones y posturas de saludo al sol. Por que jamás imaginé que se pudieran tener agujetas jugando en casa mirando la tele. Y tampoco imaginé que la tele pudiera darme tanto como el momentazo de ayer cuando la Indi le tiró el vaso de hielitos a la Carol por celakos...

Aunque si he de decir cual es mi juego favorito me decanto por la Guitar Hero que me ha hecho sentir la estrella del rock que nunca fui, o el de Zelda de disparar a dianitas, o el del Brain que me hace usar los dos hemisferios por igual... no se, para mi que siempre ignoré este mundo desde que mataba con spray gusanos esto es todo un descubrimiento y si me aburro soy gilipollas.


This entry was posted on 10:52:00 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

8 comentarios:

    Mila-Z dijo...

    Coño, ¿todavía conservas la chapita de la máquina? Tengo dos Game & Watch, el Bomb Sweeper y el de Carolina Cari tirando barriles, y ambos andan calvos desde que puedo recordar.

  1. ... on viernes, noviembre 27, 2009 9:35:00 p. m.  
  2. Apañao dijo...

    Yo también tenía varias, pero no recuerdo qué he podido hacer con ellas... lo mismo busco por algún cajón de la casa paternal, que las pilas de botón deben estar más que oxidadas.

    Viva la wii !!! wii, wii

  3. ... on sábado, noviembre 28, 2009 10:38:00 a. m.  
  4. Coda dijo...

    Jajaja, al de la carolina cari que te como auhmmm, he jugado yo... que difícil era la vida de estrés que llevábamos con tanto bicho que matar y barril que saltar...

    voy a ver en el ebay a cuanto las están vendiendo porque yo me cuidé mucho de no volver a oxidar las pilas y ahora rula de miedo, ayer me hice un nuevo record y lo mismo algún maquinifilico me la compra... jeje

    atpc indhira

  5. ... on sábado, noviembre 28, 2009 10:48:00 a. m.  
  6. Mila-Z dijo...

    Hija de fruta, leave Indhira alone!

    Destrustotreh!

  7. ... on sábado, noviembre 28, 2009 3:38:00 p. m.  
  8. Sieg0 dijo...

    yo creo que era demasiado joven cuando tu jugabas a esa maquina...solo recuerdo windos 95 como lo mas viejuno en mi vida virtual..

  9. ... on domingo, noviembre 29, 2009 12:51:00 p. m.  
  10. coda dijo...

    No me puedo creer que no conocieras las maquinitas de dos pantallas, en el 82 tú como mucho tendrías 25 tacos y esa era la edad justa para tener pasta y comprarse un caprichito o regalárselo al sobrino de turno para su comunión, que no?

    sino, ande estabas tú hasta que salió el windos 95?? en la trena??

  11. ... on domingo, noviembre 29, 2009 9:17:00 p. m.  
  12. Sieg0 dijo...

    ea, que uno no puede presumir de ser un ignorante informatico, tenga la edad que tenga, jamia yo en esa epoca que segun tu tenia 25 tacos, era hippie, desos que no saben de enchufes tecnologias ni maquinas enagenadoras...

  13. ... on lunes, noviembre 30, 2009 1:06:00 p. m.  
  14. Coda dijo...

    pues como ha cambiao el cuento, eh? bueno, te creeré... que tú siempre has sido mas de futbolín y dardos (el billar ya no sé si era demasiao para un jipi de elástico roto y chusta como tú)

  15. ... on sábado, diciembre 05, 2009 11:27:00 a. m.