Lo de hoy ya no tiene nombre...
Para los que no tienen dinero ni para ir al Ikea a por un marco...
He cogido una pinturilla de las mias y me he dicho: voy a enmarcarla como se merece, con un marco vintage de alta calidad y que me dure muchos años... jejeje.

Lo primero, me he sacado unas cartulinas de colores y he hecho un marco con ellas. Esto no tiene mucho misterio porque mi marco es un sello de Gorjuss que pinto de color según la ocasión, pero vamos, que un rectángulo lo hace cualquiera. He sacado varios modelos a ver cual le cuadraba mejor a mi laminilla y lo he recortado.

Luego he hecho una acuarela al tamaño del marco. He elegido un dibujo que había por internet de una rama de cerezos que estaba hecha digitalmente, pero yo le he puesto un poco de acuarela y un poco de pentel brush para variar... nada, un dibujillo fácil y rápido que tengo que irme a hacer las albóndigas... si os fijais se nota los márgenes a lápiz que indican donde va el marco... esto es un error de mi parte porque luego pinto encima con la acuarela y no puedo borrarlo... Ains!!


Finalmente he recortado el plastiquillo: acetato, que hace de cristal y que protege la pintura del sol y esas cosas... y lo he pegado al marco. Luego he pegado la laminilla y ya está, este es el resultado:



Un marco super ideal que ya si le pones detrás un cartón para que no se caiga, es que lo bordas!!!
Una idea estupenda de la querolina menor... jeje, pa tí que va.


This entry was posted on 1:52:00 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.