Un día escribí en este blog: "no está mal esto del scrapbooking, tengo que probarlo" y ahora por ello estoy sangrando mientras escribo este tutorial... bienvenido al mundo del carvado de sellos para aficionados.

Después de mi cumpleaños y de reyes a mi vida han llegado múltiples whasitapes, troqueladoras, sellos y tampones (de tinta). Poco a poco me he ido metiendo en este mundillo cotilleando qué me podía comprar para complementar lo que ya me habían regalado hasta llegar a la conclusión de que si quieres algo original, lo tienes que hacer tú mismo. Basta ya de florecillas, tréboles, hojas y corazones!!, a mi lo que me  molan son mis amigos los kodamas!

Cuando buscas materiales de carvado por internet te salen mil kits para empezar esta creativa técnica: dícese del diseño y elaboración de tus propios sellos. Todos los kits meten cosas que realmente no son imprescindibles. Si te lo montas por tu cuenta ahorrarás bastante ya que solo necesitas una plaquita de vinilo flexible (si eres como yo y no estás dispuesta a mutilar a una goma milán), unas gubias, que son unos formones de hoja curva, y un cutter o unas tijeras que corten bien.
Así que estos reyes me he pedido el material necesario para "carvar" y hoy mismo me he metido en faena.

Lo primero y mas importante que necesitas es una buena idea para hacerte el sello.
Un dibujo facilito que sea irregular y que si en vez de redondo te sale cuadrado ni se note... algo que luzca pero que sea rápido de hacer y de disfrutar. Yo, como no, me he lanzado estos bichejos que tanta gracia me hacen. Los he dibujado directamente en la placa de vinilo, consciente de que luego el sello sería a la inversa de lo que estaba dibujando, pero para eso he cogido un dibujo tan agradecido... jeje. La gente copia y calca en papel vegetal, cada uno como mejor le venga, yo quiero hacerlo todo rápido y ya.

En cuanto lo he tenido he recortado con el cutter el cuadradito que iba a necesitar y me he sacado una gubia de las grandecitas para quitar el borde del dibujo. En este rato he ido haciéndome con la gubia experimentando a ver como se manejaba, luego con una pequeña he hecho la parte interior. Como era mas fácil hacerlo en negativo, solo he carvado los contornos y los ojos, de hacerlo en positivo tendría que haberlo hecho al revés, llevándome toda la noche... y más de uno de los dedos que me he llevado por delante con la gubia.

Ojito con el ansia y el empeño que le ponéis a los gubiazos... en una de estas se me ha ido la herramienta y me he cortado el dedo gordo de la mano izquierda... esto no viene en ningún tutorial pero puede pasar. Me he calzado una tirita y he seguido trabajando ignorando los grandes dolores que padecía en pos del arte.

El sello de la foto está negrako porque le he echado la tinta y ahí se la he dejado... pero lo suyo es que se la quites y esté todo azulito... jeje. Por cierto, hay tintas baratas en el Tiger, pero yo lo que mas uso son mis rotus nuevos, como tienen pincel con ellos mismos lo entinto todo en el color que me de la gana...

Pues eso, que al ratillo ya tenía yo el sello medio hecho, así que he ido entintándolo y probando para ver como quedaba e ir así corrigiendo lo que se pudiera (otras cosas ya están mal y sin arreglo, pero oye, es el primero, demasiado bien). Ahora ya tengo un sello de Kodamas al estilo Tim Burton que nunca encontraría por la red (creo, todo sea que ahora haya mil).

Y desde aquí animo a todo el mundo a que se haga sus propios sellos y que disfrute creando con una herramienta tan sencilla como una gubia y una goma, y hala, a sellar todo lo que quieras!!


This entry was posted on 12:11:00 a. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

5 comentarios:

    sincriter´s critic dijo...

    En breve volverán las oscuras ¿las oscuras golondrinas a tu balcón sus nidos a colgar? También, pero me refería que en breve volverán las oscuras nubes y la lluvia.
    Llevaremos a práctica, paso a paso, esta manualidad a la luz de un candil y al calor de una hoguera Gormiti y yo, estrechando lazos paterno-filiales.
    Resumiendo, que mu potita la entrada de tu blog on este tutorial. A por él. Que llueva, que llueva...

  1. ... on miércoles, enero 08, 2014 9:21:00 a. m.  
  2. Coda dijo...

    Estas fatal, debe ser la falta de criterio... pero es muy buena idea lo de hacerlo con Gormiti... yo al rober no le dejo una gubia ni loca, pero si pudiera, me encantaría hacer una serpiente con él... ahí padre e hijo, controlando juntos los elementos, dando forma al vinilo para crear nuevos conceptos! Me encanta! Podemos montar el taller en tu casa con los niños de Javi, que no?
    bueno, y los que se apunten!! jaja

  3. ... on miércoles, enero 08, 2014 3:01:00 p. m.  
  4. lg dijo...

    yo me atrevería con esos sellos pero seguro que me quedarían como lo que veía aquel en su ventana de paloma...;)

  5. ... on jueves, enero 09, 2014 11:59:00 a. m.  
  6. Babe dijo...

    El carvado para los mañosos, no me fío nada de mi misma. Además tener que adquirir herramientas específicas, materiales y demás parafernalia me incomoda. Pero es que Duende se atreve con todo y le queda tan bien que parece hasta fácil y uno se va animando. ¡El sello una monada!

  7. ... on jueves, enero 30, 2014 9:58:00 a. m.  
  8. Coda dijo...

    Nada, esto está tirado... el material lo venden en cualquier papelería, ferretería o chinos y luego te sirve para pelar patatas, así que se amortiza bien. Lo mejor es como te lo pasas, aunque ya te digo que entraña un riesgo y yo los dos sellos que he hecho me han costado sangre... pero mola!!

  9. ... on lunes, febrero 10, 2014 1:50:00 p. m.