Últimamente no hago mas que leer noticias y movidas sobre qué pasaría si damos la patada al euro y nos embarcamos en el mundo de la "neopeseta", esperando algo positivo, pero nada. No hay una noticia que de esperanza de cambio, así que si yo fuera griega estaría acojonadísima. Orgullosa de mi historia, pero acojonadísima.

Lo mas bonito que he leído es que gracias a la perdida de sueldos, de trabajos y del encarecimiento del petróleo y las materias primas tendríamos que utilizar transportes en grupo (imagino que carros tirados por mulas), habría que caminar e ir en bici (bien porque ya tengo dos), y sobretodo, que de la ciudad la mayoría tendríamos que irnos al campo a trabajar la permacultura: un sistema sostenible cuya filosofía sería ahorrar materiales y producir menos desechos a la vez que se conservan los recursos naturales... Tendríamos una economía de mierda pero sostenible... que al fin y al cabo será lo que acabe pasando cuando decidan que el sistema económico imperante es insostenible... digo yo. 

Qué cachondo será cuando esté en mi casa de pizarra en el pueblo (que compartiré con todos mis hermanos gracias a la herencia de nuestros padres ya que el piso a medio pagar se lo quedaron los mercados) metida en la habitación de mis nietos delante de una cuna hecha de ramas de jara con una manta de lana de oveja recién esquilada a la luz de una vela de cera de las colmenas de mi padre, leyendo poesías del Gloria Fuertes cosidas en hojas de clinex reutilizables, y les cuente a mis nietos que de joven yo leía en un libro electrónico donde tenía miles de libros almacenados en formato digital que me bajaba en mi portatil rosa de forma ilegal gracias a la solidaridad del ser humano, que vivíamos en edificios de muchas plantas en los que al entrar en el portal la luz eléctrica se encendía automáticamente, que nos comunicábamos con nuestros amigos mediante wasáps para decirnos donde estábamos mediante un localizador por GPS, que comíamos frutas que no eran de temporada y que nuestra mayor ilusión en la vida era ganar la Eurocopa... entonces me acordaré de mis padres, cuando me contaban que se comían las mondas de las naranjas porque no tenían otra cosa que comer, que en reyes se regalaban higos y castañas, que se bañaban cuando llovía o que recorrían andando kilómetros hasta Atienza para ir a la Feria a cambiar el ganado por fanegas de trigo...


La gente dice:
«Pobres tiene que haber siempre»
y se quedan tan anchos
tan estrechos de miras,
tan vacíos de espíritu,
tan llenos de comodidad.

Yo aseguro
con emoción
que en un próximo futuro
sólo habrá pobres de vocación.


This entry was posted on 3:22:00 a. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

6 comentarios:

    Anónimo dijo...

    Hoy resulta que es lo mismo
    ser derecho que traidor,
    ignorante, sabio o chorro,
    generoso o estafador...
    ¡Todo es igual!
    ¡Nada es mejor!
    Lo mismo un burro
    que un gran profesor.
    No hay aplazaos ni escalafón,
    los ignorantes nos han igualao.
    Si uno vive en la impostura
    y otro roba en su ambición,
    da lo mismo que sea cura,
    colchonero, Rey de Bastos,
    caradura o polizón.

    El otro día escuché esto - sí, es que mi mp4 estaba estropeado- y flipé. Dale otro ritmo (es del tango Cambalache), a lo Sabina, a lo Manu Chao, a lo quieras y sigue valiendo. Y eso es muy mal síntoma. Pero si nos gobierna Rajoy, por el amor de dios. No hace falta decir más.

    z

  1. ... on lunes, junio 18, 2012 10:22:00 p. m.  
  2. Coda dijo...

    Toy escuchando el tango, jajaja, estos Mp4 se están quedando obsoletos pero las canciones son eternas...

    Un gobierno que basa su politica en hilillos de plastilina... solo espero que un día reaccionemos y no nos acojonemos como los griegos.

  3. ... on martes, junio 19, 2012 1:11:00 p. m.  
  4. Anónimo dijo...

    Si no reaccionamos ni a que Espe quite del calendario de vacunación de los críos la vacuna del neumococo, ni a que le cobren los medicamentos a los jubilados, ni a que Botella le parezca un lujo recoger la basura todos los días... yo creo que ya no reaccionamos a nada. Ha calado el adoctrinamiento de que no hay más remedio que recortar porque "hemos vivido por encima de nuestras posibilidades." Aunque yo me pregunto quienes, yo no, siempre he estado jodido.

    z

  5. ... on martes, junio 19, 2012 11:00:00 p. m.  
  6. Coda dijo...

    He de reconocer que yo no estaba reaccionando a la crisis hasta que me he visto metida en un ERTE y he empezado a ver como mi circulo se iba a la calle... las penas ajenas nos la sudan, hasta que no nos toca no hacemos nada, así que antes o después la peña saldrá a la calle porque esto no va a ir a mejor, y después de la eurocopa se verá la mierda en la que nos han metido.
    Cuando empiece a oler la mierda en las calles ya veras como reaccionamos... son ganas de quitar puestos de trabajo, ¿como piensan reactivar la economia esta peña? menudo zornogo!!

  7. ... on jueves, junio 21, 2012 12:14:00 a. m.  
  8. Babe dijo...

    ay cómo me gustan tus post Coda!!!!!!!!!!!

  9. ... on viernes, junio 22, 2012 12:02:00 a. m.  
  10. Anónimo dijo...

    Un dato (o dos, que son pequeños). 2 millones de euros se van a gastar en renovar las instalaciones del centro donde se imparte el Bachillerato de excelencia. 2 millones, 2, y orgullosos de ello lo publicitan en ese super-necesario Canal Metro Madrid. Pondrán pizarras de titanio, digo yo.

    Y segundo dato. El otro día pasé por la parte trasera del Congreso. Pues tienen unas vallas, como las de obras amarillas, pero negras superelegantes con un cartel blanco con letra como de invitación de boda (no kidding) donde pone Congreso de los Diputados. No serán más de ¿50?, pero son vallas que no sirven para otra cosa y que supongo, son más caras que las normales amarillas o las de plástico. Por curiosidad pasé por el Senado para ver si tenían las mismas vallas. ¡No! Tenían otras expresamente para ellos: mismo diseño, pero en blanco. Mu fuerte. Obviamente un centenar de vallas entre unos y otros no calman la deuda soberana, pero seguro que cuestan más que mi sueldo (bajado y re-bajado) y más que nada son sintomáticas de por qué nos va como nos va, y de quienes creen ser los que nos gobiernan, alguien que se merece unas vallas especiales.

    Pero ojalá tengas razón. Yo creo que habrá una gota que colme el vaso. Algún recorte especialmente cruel que hará que Rajoy (ese chiste de presidente) no llegue ni a los 4 años.

    z

  11. ... on viernes, junio 22, 2012 12:51:00 a. m.