Cuando me preguntan si me gusta el futbol digo que no, porque no tengo costumbre de verlo y nunca me he sentido identificada con ningún equipo.
De pequeña era del Real Madrid porque mi padre era del Barcerlona y claro, era el morbillo que había... mi hermana madridista de siempre botaba en el sofá y mi padre decía palabrotas constantemente, era genial. Pero mi afición era voluble y cuando de fin de curso nos fuimos a Doñana me hice del Betis... y superfan de Gordillo y sus medias bajadas. Odiaba al Sevilla y cantaba canciones que incluso hoy en día me hacen saltar las lágrimas... pero ni con esas me enganché a este deporte que tantas pasiones mueve.

Pero he de reconocer que cada cuatro años algo se me remueve en el alma cuando llega el mundial, no lo puedo evitar. Si realmente no me siento del real madrid ni del betis, sí me emociono con el color rojo. Da igual que lo lleve Martín Vázquez, el zarreta (como dice mi madre), el Kiko, Raul, Puyol (te amo puyol) o Villa... se me ponen los pelos como escarpias cuando veo a la selección jugar.

Se me saltaban las lágrimas en 1994 cuando de un codazo le rompieron la nariz a Luis Enrique. Desde entonces odio a los italianos. En 2002 madrugué un sábado (cosa que no he hecho nunca a excepción de cuando estaba La bola de cristal) para ver el partido con Corea... menuda mierda. Cuando acabó me volví a meter en la piltra más mosqueada que la niña del exorcista en jueves santo. Pero reconozco que aun eliminada España me encantaba ver jugar a Alemania, a Brasil, a Francia... y desear a muerte que perdiera el que nos había eliminado.

Y ahora nos toca jugar con Paraguay y Brasil está fuera... veo un rayo de luz al final del tunel. Aunque después de verles jugar con chile y honduras pensé que nunca llegaríamos a nada puesto que nuestro juego era aburrido e impreciso, el otro día con Portugal disfruté con la rapidez del juego. A parte de correr como bestias me flipan algunos pases y algunas monerias circenses que se hacen y que para mi realmente son el espectáculo de este juego. Nunca había visto jugar al Cristiano Ronaldo y me pareció un pelele. Nunca había prestado atención a Llorente, que cuando entró se llevó ostias por todos los lados y me pareció un cachondo... me mola el mundial y que cabrones somos los españoles que un día decimos que la selección es la mejor y al día siguiente renegamos de ella!


This entry was posted on 12:57:00 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

4 comentarios:

    Sieg0 dijo...

    Que recuerdos, la bola de cristal, aun guardo un muñeco de la bruja averias...aqui delante lo tengo :)

    El furgol es pa verlo no pa hablar de el, asinke no te digo na de tu aficion cuatriañera.

  1. ... on sábado, julio 03, 2010 7:55:00 p. m.  
  2. oscar dijo...

    jaja Sofi pa no verlo tienes muchas cosas en tu retina!
    La selección es lo que tiene que me junta con un Barcelonista como Velix a ver el partido de Alemania en su casa el miércoles, fijate tú!!
    vamos que se de uno que os va a selir furbolista jaja!! ya vereis!

  3. ... on lunes, julio 05, 2010 1:21:00 p. m.  
  4. Radmains dijo...

    Fue el definitivo, sí :D

  5. ... on lunes, julio 19, 2010 7:02:00 p. m.  
  6. Coda dijo...

    Desde Holanda con amor:
    estos tienen una cara de brutotes que como para ponerte la camiseta de la roja... jajaja, es fantastico estar aquí rememorando como les pateamos el culo despues de que ellos nos patearan todo el cuerpo... jeje.

    Y si somos los mejores, bueno y qué.

  7. ... on lunes, julio 19, 2010 7:19:00 p. m.